Compartir

Redacción ejecentral

La priista Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán y quien abandera a un grupo de la disidencia del tricolor, pidió este miércoles su líder nacional Enrique Ochoa Reza quitar candados para que militantes y externos compitan en piso parejo, por la candidatura presidencial al 2018.

Ortega dijo a Ochoa que espera que el CEN garantice piso parejo para todos los que han manifestado y manifiesten interés por competir, entre ellos, ella misma.

En una reunión en la sede nacional del PRI, la que calificó de “avance para hacer escuchar la voz de los priistas”, la exsecretaria general presentó además las propuestas de cambio para mejorar al partido que llevarán a la XXII Asamblea Nacional.

Acabo de plantearle al presidente de mi partido, lo que muchos militantes pensamos que debe cambiarse para tener un PRI más competitivo”, señaló la aspirante a la candiatura presidencial del PRI en el 2018.

A través de sus redes sociales, la priista señaló que entre los temas que planearán en la máxima asamblea tricolor, donde se busca delinear las directrices para la selección del candidato presidencial al 2018, son proceso interno abierto, libre y con consulta directa a la base militante y a la ciudadanía; desaparición del fuero en todos los niveles; segunda vuelta electoral, gobiernos de coalición y revocación del mandato, entre otros.

Abundó que ella y un grupo de priistas proponen revisar las políticas económica y social del gobierno federal, evaluar para identificar lo que funciona y lo que no, y actuar en consecuencia.

Reiteró su compromiso con el PRI y su futuro “como la mejor fuerza política”.

Ortega Pacheco pidió al partido comprometerse a dar el valor que merece la militancia que. Es su base indiscutible, concluyó. EC

Compartir