FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

La presión política hacia la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, para que desaparezca su programa social Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES) y destine esos recursos para acciones contra la Covid-19 ya generó molestia dentro y fuera del gobierno local. Por ahora, en unas áreas de la Secretaría de Educación capitalina, del cual depende este programa social, se pidió a los coordinadores de los diferentes centros educativos que “sondeen” a los beneficiarios para que ya regresen a sus tareas, a pesar de que se mantiene el semáforo epidemiológico naranja que indica alto riesgo. Dicen los que saben que se está invitando “voluntariamente” a los docentes, talleristas y monitores a presentarse a laborar cuanto antes, “contando con todas las medidas de higiene y sanitización”, pero nadie les explica cómo darán clases a los jóvenes de forma segura. 

Compartir