Foto: Cuartoscuro

Compartir

Marco Antonio Aguilar

La creación de grupos de autodefensas y su labor de brindar seguridad pública son muestra de que los gobiernos anteriores eran incapaces de cumplir con su obligación de proteger a los mexicanos, sentenció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No puede haber grupos ilegales haciendo funciones de seguridad pública, eso no debe permitirse, demuestra una incapacidad del Estado para atender la demanda de seguridad, que es fundamental garantizar a todos los ciudadanos”, advirtió.

El mandatario reconoció que fue un error la creación de estos grupos que, en algunos casos, «hasta fueron auspiciados por el mismo gobierno».

“Esto no corresponde a lo que establece la Constitución. No tiene que ver con un auténtico Estado de Derecho. Quien tiene que garantizar la seguridad de los mexicanos es el Estado”, apuntó.

La creación de autodefensas se dio con mayor fuerza, a partir de 2013, durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, para hacer frente a los ataques de los grupos del crimen organizado que aquejaban principalmente a productores de limón y aguacate en estados como Michoacán, Guerrero y Jalisco.

Más adelante, estos civiles armados comenzaron a realizar actividades de seguridad pública, ante la omisión y, en algunos casos, complicidad de los gobiernos locales y estatales.

“No considero conveniente, incluso pienso que fue un error, el promover estos grupos, porque fueron, en algunos casos, auspiciados por el mismo gobierno. Creo que eso no corresponde a lo que establece la Constitución”, reconoció esta mañana el tabasqueño.

Segob busca diálogo con autodefensas

Aunque, a la víspera, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero declaró que se dialogaba con grupos que buscan dejar las armas, el Presidente negó ayer la existencia de dichos acuerdos, pero contradictoriamente, la noche del miércoles se dio a conocer que Ricardo Peralta, subsecretario de esta dependencia, se reunió con autodefensas en Michoacán.

En La Huacana, donde se formó uno de los principales autodefensas encabezados por Hipólito Mora, el funcionario colocó la primera piedra del Parque Agroindustrial en la región de Tierra Caliente, acompañado de José Manuel Mireles, otro de los fundadores de estos grupos y hoy subdelegado médico del ISSSTE.

Mireles Valverde fue preso en 2014 y liberado en 2017, por el delito de portación de armas de uso exclusivo del Ejército; misma situación de Mora Chávez, preso en marzo de 2014, pero liberado seis meses más tarde.
El subsecretario de Gobernación aseguró que no se puede tachar a un municipio de delincuentes, sólo por un problema social que sucedió en el pasado.

En la mañanera de este jueves, López Obrador señaló que previamente, durante la reunión con su gabinete de seguridad, se habló del tema y se le solicitó al funcionario ajustarse a lo que establece la Constitución y las leyes, y recalcó no estar de acuerdo con su acción.

“Es un incumplimiento al deber del Estado y nosotros no vamos a incumplir con nuestras responsabilidades legales, no vamos a fomentar esas actividades”, reiteró el mandatario.

Compartir