Compartir

Redacción ejecentral

AFP

El Barcelona no pudo repetir la épica remontada de octavos ante el París SG y quedó eliminado en cuartos este miércoles al no pasar el 0-0 ante la Juventus, mientras que el Mónaco se convirtió en el invitado sorpresa tras volver a ganar al Borussia Dortmund (3-1).

La Juventus hizo buena la renta de 3-0 lograda la semana pasada en su estadio ante un Barcelona que fue incapaz de marcar un gol a Gianluigi Buffon en 180 minutos.

El Mónaco, por su parte, contó de nuevo con su dúo de atacantes estrellas, el colombiano Radamel Falcao y el joven francés Kylian Mbappé, autores cada uno de un gol, para volver a ganar al Dortmund por 3-1 como ya hicieran hace una semana en Alemania (3-2).

De esta manera, Juventus y Mónaco completan el cuadro de semifinalistas, junto a Real Madrid y Atlético, que el martes eliminaron al Beyern de Múnich y Leicester.

El sorteo de esta instancia se celebrará el viernes.

Tras remontarle al PSG un 0-4 (6-1 en la vuelta), el Barcelona tenía este miércoles otra ‘misión imposible': remontar el 0-3 de Turín… y esta vez no hubo milagro y ni siquiera estuvo cerca.

“Son italianos, saben defender bien, son especialistas en eso. Han venido a jugar su fútbol y lo han conseguido”, declaró el defensa Gerard Piqué a la televisión Bein Sports tras el partido.

“Hemos creado ocasiones, pero poco a poco se nos ha hecho una montaña. No ha podido ser”, admitió.

Los italianos no cometieron en el Camp Nou los mismos errores que los franceses del PSG, encerrándose atrás, sino que salieron a presionar arriba el juego de los locales.

El Barça estuvo incómodo durante los primeros 25 minutos, antes de empezar a empujar a los italianos hacia su campo, aflojando un poco en la presión para buscar las salidas al contraataque.

La ‘Juve’ supo mantener vigilados a los hombres de creación de los azulgrana como Andrés Iniesta o Sergi Busquets con lo que los catalanes acabaron buscando los destellos individuales de sus estrellas, principalmente Neymar y Messi, mientras Luis Suárez se vio ahogado entre tanto defensa.

Messi gozó de varias ocasiones (las más claras en los minutos 18 y 56) pero el gol no llegó, por lo que cerró su participación en esta Champions con 11 goles, liderando la tabla de goleadores.

Solo Cristiano Ronaldo, autor de cinco goles en la eliminatoria con el Bayern de Múnich, parece capacitado para arrebatarle el título de máximo anotador de la competición, aunque de momento suma solo 7.

La Juventus también gozó de varias ocasiones al contragolpe, aunque no demasiado claras, pero tampoco necesitó el gol.

Los italianos se tomaron así la revancha de la final de la Liga de Campeones que hace dos años le había ganado el Barcelona para alcanzar su segundo semifinal en tres años.

El Barcelona, por su parte, deberá pensar ya en el Clásico contra el Real Madrid, ya que una derrota ante los blancos le dejaría también si título de Liga y sólo podría sumar esta temporada, en la despedida del técnico Luis Enrique, la Copa del Rey (jugará la final a finales de mayo contra el Alavés).

Compartir