Compartir

Oscar Santillán

Su estrategia para ganar es recorrer territorialmente la capital y, por lo menos una vez a la semana, visitar Iztapalapa, la joya de la corona electoral. Al fin que conoce la ciudad desde los 13 años, cuando viajaba en transporte público y, sin permiso, se iba al Monumento a la Revolución para jugar a la pelota vasca.

“Yo soy chilango y a mí no me la platican”, desafía el candidato del PRI a la jefatura de Gobierno, Mikel Arriola, quien ha acortado la distancia respecto a la puntera en las encuestas, Claudia Sheinbaum, candidata de Morena-PT-PES.

¿Con el trajín de la campaña le da tiempo de jugar Jai Alai?

—Sí me ha dado tiempo, no dejo de levantarme temprano para hacer ejercicio (…) Juego por lo menos una vez a la semana, pero también corro, hago bici, trato de ayudarle a mi mente con ejercicio.

¿Qué principios de la pelota vasca ha aplicado en la campaña?

­—Nunca hay que menospreciar al rival, que no hay que enojarse nunca, que a todos los oponentes hay que tomarlos en serio. Y si no hay disciplina, si no hay inteligencia, no hay resultados. En el Jai Alai fui un jugador de mucha disciplina supliendo las ventajas que me llevaban los oponentes que eran más altos que yo, más fuertes.

En la campaña lo hemos visto cantar y alburear ¿Cuál ha sido el mayor reto?

­—Los dos, en los cuales soy amateur, pero ayer vi de nuevo a la Reina del Albur y ya me pude defender mejor.

mikelor-web

A ver, díganos ¿qué le sale mejor, cantar o alburear?

—Gobernar, sin duda. 

Habla de no enojarse, pero Marco Rascón, candidato del Partido Humanista, ya lo apodó el Batman de la contienda.  ¿Con qué superhéroe se identifica?

­—Le atinó en el apodo, pero por razones distintas. Yo soy de la generación donde la Ciudad Gótica estaba tomada por corruptos, por mafias, por malosos y es el caso. Si hoy no luchamos contra el corporativismo, contra la corrupción a partir de un superhéroe, pues no lo vamos a lograr. Y esta ciudad con el diagnóstico que tenemos en seguridad, en movilidad, en agua, en corrupción, en economía no va a salir adelante, se va a seguir deteriorando si estos rufianes se quedan. Entonces, Batman tendrá que sacar a estas mafias de la ciudad.

¿Qué superheroína serían Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales?

—Ninguna. Barrales tendría que estar tras la rejas por corrupción y Sheinbaum tras las rejas por omisión e incapacidad. Ellas son el síntoma de lo que ha pasando en los últimos 20 años y yo no diría que es izquierda. La izquierda es otra cosa, es una ideología legítima que yo respeto, pero esto es un modelo que ya se agotó, donde lo único que han hecho es secuestrar los recursos para condicionarlos al voto. 

¿El PRD le aprendió al viejo PRI? 

—Ese sistema de clientelismo no podemos negar que viene de atrás, pero ¿sabes qué?, el PRI jamás le condicionó un servicio a nadie. ¿Cuándo viste que en el Seguro Social le negara la atención a un perredista o panista? El presupuesto de la ciudad se ha duplicado en términos reales en los últimos 20 años, pero no ha habido gasto en infraestructura, por eso perdemos el 40% del agua, por eso no se construyó Metro ni servicios. (…) La pobreza subió, hubo programas sociales condicionados y amañados por la compra del voto y subió el número de personas en 20 años que viven por debajo de la línea de pobreza. Y en el último dato de Coneval, el país bajó dos puntos en pobreza y la ciudad subió dos puntos, 28% de las personas está en pobreza. No han ido a ningún lado. 

Propone hacer operativos con fuerzas federales en la ciudad, pero en el resto del país, al parecer, aumentan los homicidios ¿por qué sería efectivo?

—Vivimos en una ciudad donde el delito creció 70% en los últimos cuatro años, eso nunca había pasado. (…) Si no hacemos algo los delitos de sangre se van a incrementar, el 95% de la gente en Tláhuac vive con inseguridad, la extorsión se duplicó. El robo aumentó 20% de un año a otro, el homicidio 40%, entonces qué es lo que quiero hacer: con inteligencia de las fuerzas federales combatir el narcotráfico, tratando de no disparar un sólo tiro, no habrá patrullajes de las fuerzas federales, pero sí tenemos que desarticular las bandas del crimen organizado. Ya tenemos presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Tláhuac, en Gustavo A. Madero y si no lo paramos va a seguir incrementándose.

¿Entonces sí hay narco en la ciudad?

—Absolutamente e importado por Morena. El primer aliado de López Obrador en Tláhuac fue el Cártel de Morelos (…) Había cero tienditas, hoy hay 20 mil en toda la ciudad. Las seis delegaciones que tienen problemas de narco son de Morena. 

Propone 100 kilómetros de Metro, pero especialistas en Movilidad dicen que es irrealizable.

—Shangai construyó Metro a un ritmo de 23 kilómetros al año, que eso lo multipliquen por seis y nos da 100. Pero, ¿por qué 100? Porque los del PRD nos dejaron un déficit de 80 kilómetros. AMLO construyó cero kilómetros y Mancera también. El otro personaje, Ebrard, hizo 24 que costaron el doble y que cuestan el doble en mantenimiento porque no tenía proyecto.

HISTORIAL ACADÉMICOMikel Arriola es licenciado en derecho por la Universidad Anáhuac, maestro en Políticas Públicas y Administración Pública por la London School of Economics and Political Science; y maestro en Derecho por la Universidad de Chicago.

¿Como funcionario se ha subido al Metro?

—Yo soy chilango y reto al más pintado a que me invite al Metro y al Metrobús. Desde los 13 años usaba el transporte público, me salía de mi casa sin permiso y tomaba los microbuses, entonces a mí no me platican. Jugaba Jai Alai en el centro de la ciudad en la calle de Bucareli, en un frontón donde iban cualquier cantidad de personajes. Yo conozco mi ciudad.

¿Dónde está la protección al peatón?

—Propongo quitar el costo de la tarjeta de circulación y de la licencia, pero hagamos el examen para obtenerla. Si hubiera educación vial no nos tendrían que haber dicho que con un radar te van a regular la velocidad, porque ya lo sabríamos. Es regresar a la esencia y la esencia es civismo y educación vial.

¿No son propuestas populistas?

—No. Las fotomultas han ofendido a la ciudadanía. Voy a quitarlas el primer día. 

¿Qué piensa cuando Alejandra Barrales lo apoda Fantasías Mikel?

—Se me viene a la mente que ¿cómo puede ser que tenga el cinismo de presentarse a una candidatura cuando se ha gastado 100 millones de pesos en cuatro inmuebles? Una casa en las Lomas de 40 millones de pesos, un departamento en Miami de un millón de dólares. Una casa en Acapulco, luego le acreditamos una casa en Calzada de la Viga. (…) No puede vivir en dos mundos, en el de ser millonaria habiendo ganado 30 millones de pesos en toda su vida y en el mundo de ser candidata. La gente no le creyó.

Pero ¿cuáles sí son las fantasías de Mikel Arriola?

—Que se larguen el PRD y Morena de la ciudad, esa es mi fantasía y será realidad el primero de julio. 

Compartir