FOTO: ILSE HUESCA / CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

Decenas de intentos de secuestros han sido denunciados por usuarias del Metro de la Ciudad de México.

En más de 10 estaciones, dentro y fuera de las instalaciones, mujeres han sido abordadas por desconocidos, grupos de hombres y mujeres, o parejas que han intentado subirlas a camionetas o vehículos.

A través de la estrategia ‘cálmate, mi amor’, que consiste en fingir que son pareja de la víctima, los hombres intentan llevarse a las mujeres, adolescentes en algunos casos,  a quienes vigilan desde que se encuentran en los vagones del Metro y las siguen cuando salen de la estación.

«Los primeros casos se dieron el año pasado en las estaciones de Bellas Artes, San Juan de Letrán, Constitución de 1917, Zapata y Taxqueña.

«Las estaciones con más de un caso en este año son Martín Carrera, Mixcoac, Barranca del Muerto, Coyoacán y Ermita», menciona en Facebook Zoé Lascari, joven que mapeó los intentos de secuestro denunciados en redes.

En uno de los testimonios recabados, una de las víctimas relata lo sucedido en el Metro Martín Carrera; dos hombres entre 25 y 26 años la abordaron en la fila de la taquilla, ella camina hacia los vagones exclusivos, pero ambos la siguen en el vagón hasta la estación en la que transborda.

Uno de los hombres la toma del brazo diciendo “tranquilízate, hablamos en la casa”, sin embargo, el secuestro es impedido por personas que se acercan a preguntarle si todo estaba bien, momento que ella aprovecha para huir.

Aquí puedes consultar el mapa y todos los casos que han sido recabados por usuarias del transporte.

Último caso en Boulevard Puerto Aéreo 

Eunice Alonso relató en su cuenta de Facebook, como un joven de entre 20 y 25 años se acercó a ella cuando esperaban el tren del Metro y le ordenó salir de la estación mientras la amenazaba con un arma que colocó a la altura de sus costillas.

“Vas a salir conmigo y verás una camioneta blanca, te vas a subir y si alguien te dice algo dices que es tu uber”, fue la instrucción que recibió, según contó la joven.

Ante el hecho, Eunice sufrió ataque de ansiedad y empezó a llora, fue en ese momento cuando gracias a una señora se percató de lo que estaba sucediendo y llamó al policía. 

«Una señora (a la que no tuve oportunidad de preguntarle su nombre) me dijo: ¿estás bien?, no pude contestarle y se dio cuenta de lo que estaba pasando que empezó a gritar: “fuego, fuego”. Y la gente empezó a vernos y un policía se acercó; fue así como el joven me soltó y se dio a la fuga», escribió en Facebook.

Ante este caso, el Metro pidió a las mujeres denunciar ante las instancias correspondientes cualquier intento de abuso o secuestro en sus instalaciones.EM

Compartir