Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a los Ombudsperson de países centroamericanos a que sumen esfuerzos para enfrentar y demandar mayor contundencia a Estados Unidos por su política migratoria implementada, que ha separado a miles de familias migrantes; de igual forma urgió a que el gobierno estadounidense dé a conocer una lista de los niños separados y su ubicación.

La suma de esfuerzos generará mejores resultados que el trabajo por separado, ya que mediante la acción colectiva podrán impulsarse amicus curiae, pronunciamientos, encuentros temáticos y una carta de entendimiento para formalizar dicha colaboración en favor de la reunificación de las familias cuyos integrantes han sido separados, prevenir violaciones a los derechos fundamentales de las personas en contexto de migración y, sobre todo, el respeto a su dignidad, expresó el Ombudsman mexicano, Luis Raúl González Pérez.

En una reunión con cónsules de centroamérica, Cristy Andrino, de Guatemala; Ana Bulnes, de Honduras; y Martha Trejo, de El Salvador, el Ombudsman lanzó la invitación a unir fuerzas luego de detallar las acciones en específico que realiza la CNDH.

Asimismo, puntualizó que las instituciones de derechos humanos no son adversarias de los gobiernos nacionales, sino coadyuvantes en su trabajo, ya que “ambas partes tienen como objetivo fundamental la defensa de sus respectivos connacionales”.

Al conocer el micrositio “El Plan es Tener un Plan”, que la CNDH tiene en su página web, los cónsules ofrecieron difundirlo entre la población migrante de sus respectivos países y con ello brindar orientación para que puedan hacer efectiva la defensa de sus derechos fundamentales en EU.

Posteriormente, acompañado por el Cónsul Bernal Martínez, Luis Raúl González Pérez realizó una visita al Centro de Procesamiento Úrsula, en Mcallen, Texas, donde recorrió sus instalaciones, conoció el trato que reciben las personas migrantes detenidas mientras enfrentan el proceso migratorio, así como el trabajo humanitario que realizan especialmente en rescate e identificación de personas mediante procesos tecnológicos de punta.

Foto: Especial

Foto: Especial

González Pérez observó que las personas que allí se encuentran son originarias en su mayoría de países centroamericanos. Asimismo, conversó con jóvenes migrantes mexicanos, quienes serán retornados en las próximas horas.

También formó parte de esta visita el encuentro con Efrén Olivares, abogado y activista de la causa de las personas migrantes, que coordina el Programa de Justicia Racial de la organización Texas Civil Rights Proyect, quien expresó su decisión de trabajar conjuntamente con la CNDH y los cónsules de la región para llevar a cabo acciones de sensibilización como la realización.

La CNDH también se reunió con organizaciones de la sociedad civil, ante quienes destacó que es de mayor importancia dar seguimiento a los procesos de reunificación familiar y a las condiciones de detención de las familias, así como ampliar el seguimiento de acciones de monitoreo a otros estados de la Unión Americana, principalmente en aquellos que se caracterizan por el flujo migratorio elevado y en los que se construirán los centros de detención familiar. AT

Compartir