FOTO: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN /CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

Los gobernadores de Michoacán, Silvano Aureoles, y de Querétaro, Francisco Domínguez, respectivamente, aseguraron que se sumaron conatos de violencia en sus entidades debido a las  largas filas de automovilistas y las compras de pánico por el desabasto de gasolina,

Ayer, en el Palacio de San Lázaro, durante su participación en las discusiones sobre la Guardia Nacional los mandatarios pidieron al gobierno federal establecer una fecha precisa para reestablecer el abasto de combustible en sus entidades.

Se genera confusión terrible si no llega información adecuada, hay rumores de que mañana, el viernes o que en 15 días (se reestablece) el abasto, eso genera mayor incertidumbre», se quejó el michoacano, Silvano Aureoles.

Francisco Domínguez afirmó que el gobierno federal se comprometió a que en una semana habrá abasto de combustible en su estado, ya que la situación se agravó el sábado teniendo 100 gasolineras cerradas en la zona metropolitana.

«No conocemos la estrategia, lo único que sabemos es que mandaron al Ejército.

«Son gobierno y tienen que asumir las consecuencias de una ciudadanía enojada y siempre hay que decirle al ciudadano lo que puede pasar, que se prevengan y no se hagan alarmas» lamentó. RB

Compartir