Compartir

Juan Carlos Rodríguez, Jonathan Nácar y Luis León

Se rebasaron los límites y las alertas se encendieron. Insultos, descalificaciones y hasta amenazas sacuden cada vez más las redes sociales, bajo el amparo de la confrontación electoral.

Algunos son bots o trolls, otros parecen personas de carne y hueso que agotaron sus límites o niveles de tolerancia, y unos más, sin aparente conciencia del impacto que puedan causar, reproducen memes, videos, Giff o frases con una carga violenta, que encajan cada vez más en la definición de discurso de odio que plantea la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Es por eso que ahora estas arengas, diálogos o imágenes que pretenden de “forma deliberada provocar una afectación en la dignidad de un grupo de personas”, como lo define el órgano europeo, representan un foco rojo en los comicios más grandes y complejos en la historia de México. La irrupción de esta clase de discurso ha enturbiado las campañas y el proceso de deliberación de los 89 millones de mexicanos habilitados para ir a votar el próximo 1 de julio. Ante la gravedad, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Comisión Nacional de los Derechos Huma y hasta la Presidencia de la República han pedido mesura.

DiscursoDeOdioRedesWEB

El anonimato que en ocasiones brindan las redes sociales, así como lo espontáneo y expansible que resulta verter opiniones en Facebook o Twitter ha hecho que las diferencias ideológicas, los contrastes de las propuestas y las diferencias de personalidad de los candidatos ahora se diriman con mensajes de repulsión y discriminación.

ejecentral revisó las conversaciones alojadas en las cuentas de Twitter de los candidatos a la Presidencia de la República, del Instituto Nacional Electoral y del presidente Enrique Peña Nieto. Se logró identificar dos mil 104 mensajes de odio emitidos entre el 8 de septiembre de 2017 —fecha en que comenzó legalmente el proceso electoral— y el 8 de mayo. De ese total, 266 mensajes contienen la palabra “corrupto”, 260 utilizó “pendejo”, 205 “pinche”, 177 la palabra “puta”; en 141 casos se detectaron frases que incluyen la palabra “mierda” y 134 con el término “rata”. Las mentadas de madre son altamente socorrida en los textos para expresar rencor. La oración “Chinga tu madre” fue detectada 106 veces y “chingas a tu madre” 101. El calificativo “puto” tuvo 89 menciones, “no mames” 74, “ratero” 64, “culero” 38, “pinche viejo/vieja” 32, “mamadas” 24 y “púdrete” 13.

En las elecciones de 2012, el Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios (OMCIM) realizó un estudio de todas las conversaciones en Twitter realizadas durante el periodo de campañas y halló 305 mil 649 expresiones con lenguaje rencoroso que incluían el nombre de algún candidato (en aquel entonces competían Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri de la Torre). Esta organización definió entonces el lenguaje de odio como “el discurso que ataca a una persona o grupo sobre la base de la raza, religión, género u orientación sexual”.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) distingue entre “expresiones de odio” y “discurso de odio”. Las primeras son “frases, dichos o usos del lenguaje que tienen cargas peyorativas, agresivas o excluyentes; no obstante, son aisladas, no sistemáticas y a menudo son respuestas ante alguna situación de conflicto que no es transformada a tiempo”. Las segundas son “todas las formas de expresión que propaguen, inciten, promuevan o justifiquen el odio racial, la xenofobia, el antisemitismo u otras formas de odio basados en la intolerancia, incluyendo: intolerancia expresada por un nacionalismo agresivo y etnocentrismo, discriminación y hostilidad contra las minorías.”

grafs-odio-WEB

Hostilidad

De los cinco candidatos, José Antonio Meade es el que aglutina las conversaciones más ofensivas en los últimos nueve meses. La cuenta de Twitter del aspirante de la coalición Todos por México (PRI-Verde-Nueva Alianza) acumula 719 frases peyorativas y los términos más comunes son “corrupto” (92 veces), “pendejo” (78), “pinche” (72), “rata” (58) y “mierda” (57).

Al aspirante del PRI le achacan los incrementos en el precio de la gasolina, le recriminan haber dejado pasar actos de corrupción mientras era secretario de Hacienda, hacen mofa del vitiligo que padece y suelen referirse a él como “meado”, en alusión a su apellido.

La segunda aspirante con mayores expresiones de odio en las conversaciones generadas en su time-line de Twitter es la independiente Margarita Zavala. La expanista y esposa del expresidente Felipe Calderón concentra 400 comentarios ofensivos. Van desde “puta” (84 veces), “asesina/asesino” (43), “corrupta/corrupto” (37), “chinga” (32) y “pendejo/pendeja” (29), “chingada” (28) y “culero/culera” (25) son los términos que se repiten con mayor frecuencia entre los usuarios que interactúan con los mensajes de la exprimiera dama.

Los propagadores de odio le atribuyen a Margarita Zavala parte de la responsabilidad por la estrategia de combate al crimen organizado que dejó miles de muertos durante el sexenio de Calderón (2006-2012). La acusan de haber protegido a los dueños de la Guardería ABC, donde murieron 49 niños y le echan en cara el supuesto alcoholismo de su esposo.

El tercer aspirante más vilipendiado en Twitter es Ricardo Anaya Cortés, candidato de la alianza Por México al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano), con 264 comentarios oprobiosos emitidos del 8 de septiembre al 8 de mayo. La mayoría de los mensajes lo critican porque sostienen que se autoimpuso como candidato, por los llamados “moches” cuando fue presidente de la Cámara de Diputados; por los viajes que realizó a Atlanta y por los escándalos de lavado de dinero que lo involucran en presuntas operaciones ilícitas. Lo llaman “corrupto”, “puto”, “pendejo”, “pinche”, “rata”, “mierda”, “no mames”, “ladrón”, “chingada”, “puta” en su cuenta @RicardoAnayaC.

López Obrador, aspirante de la alianza Juntos Haremos Historia, está en cuarto lugar. Acusado de tener un ejército de bots (cuentas falsas que se crean para inflar una cuenta) y de trolls (tuiteros que se dedican a agredir a los adversarios o a darle realce a los mensajes del tabasqueño), el Peje contabiliza 168 expresiones de odio. Las palabras más utilizadas en las charlas virtuales alojadas en la cuenta del morenista son: “pendejo” (36 veces), “corrupto” (21), “pinche” (19), “mierda” (13), “chingada” (11), “pinche viejo” (11) y “no mames” (10).

Los temas que más irritan a los malquerientes del tabasqueño es su renuencia a explicar de qué ha vivido los últimos de su vida, los presuntos lujos con los que viven sus hijos, su alianza con Napoleón Gómez Urrutia y Nestora Salgado, las supuestas tentaciones autoritarias y la amnistía que ha planteado para favorecer a ciertos personajes ligados al narcotráfico.

El pasado 19 de abril, el Instituto Nacional Electoral rechazó suspender la campaña en medios audiovisuales de la coalición Todos por México, encabezados por el PRI, PVEM y Nueva Alianza donde se promueve el “miedo” sobre el posible escenario de inseguridad tras el eventual arribo del candidato de Morena a la Presidencia de la República y su propuesta de “amnistía”. Con la frase “Elige: Miedo o Meade”, los spots ligan al puntero en las encuestas con imágenes de violencia exacerbada durante las protestas contra la implementación de la reforma educativa echada a andar por el actual gobierno.

Veinte días después de esta resolución por parte de las autoridades electorales y la trasmisión de miles de spots con este tono, caldearon los ánimos en las redes sociales y plataformas digitales, donde se está librando una lucha electoral paralela, por su alcance y su falta de reglamentación.

grafs-odio-WEB2

Democracia y paz

La confrontación en redes sociales subió tanto de tono que debió salir la Presidencia de la República a rechazar la violencia en el marco del proceso electoral, demandar respeto y a no tolerar el uso de la violencia.

“Hoy los mexicanos estamos en un proceso electoral donde la violencia y el odio no deben de tener cabida”, enfatizó el vocero Eduardo Sánchez el pasado lunes, quien añadió que desde 1934 ha habido transferencia del poder público de manera pacífica y que México tiene más de 80 años donde esto ha ocurrido cada seis años. “La democracia es sin lugar a duda una poderosa expresión de paz”, acotó.

También salió al paso el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, quien sostuvo que en las campañas electorales es válida la confrontación de ideas y argumentos, “pero no se puede buscar eliminar a los opositores, así solicitaría a los actores políticos, sociales y del sector privado a mantener una votación pacífica”. Esto lo señaló después de los desencuentros de opiniones sobre la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México entre un candidato y el sector empresarial.

Córdova también se refirió a la polémica desatada por Twitter del periodista Ricardo Alemán, a lo que respondió el presidente del INE que todos deben cumplir las reglas del juego “si no se cumplen, descarrilamos el juego democrático”.

El pasado sábado 5 de mayo Alemán compartió una imagen de texto en su red social: “A John Lennon lo mató un fan, A Versace lo mató un fan, A Selena la mató una fan, A ver a qué hora chairos” y agregó “Les Hablan!!!”. Esto fue considerado como una invitación a la violencia y atentar contra la integridad física del puntero en las encuestas de preferencias del voto, Andrés Manuel López Obrador, lo que provocó que Televisa y Canal Once rescindieran sus contratos con el articulista, y cuatro días más tarde también escribiría su última columna en Milenio Diario, “Itinerario Político”.

Este martes pasado el alto Comisionado de Naciones Unidas Jan Jarab desde su cuenta oficial rechazó la propagación de mensajes de odio que representen una incitación a la violencia bajo el amparo de la libertad de expresión.

A la par, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, señaló que los procesos electorales, “más allá de ser la ocasión para el debate, está generando animosidad, polarización e incertidumbre entre algunos grupos, e inclusive violencia política”, al advertir que “la violencia se ha extendido como una plaga y la asumimos como parte de la normalidad”. Y es que hasta el cierre de esta edición, suman 60 los líderes políticos asesinados en el país, sin distinción de partido, de acuerdo al seguimiento que hace este diario desde el ocho de septiembre de 2017, fecha que inició legalmente el proceso electoral.

La polarización del discurso electoral está volviendo cotidianas las expresiones violentas. El exmúsico de la banda de rock Zoé Elihu Gil aseguró el ocho de mayo en sus redes sociales que “más de uno deseamos que le apliquen un Colosio al populista ese”, en alusión a López Obrador, y añadió, el hecho de que “le disparen a la cabeza sería un alivio”.

grafs-odio-WEB3

grafs-odio-WEB4

Meade, el más hostil es redes

José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, es quien más recurre a los mensajes de odio en su cuenta de Twitter. De acuerdo con un estudio de la firma Voz Digital, entre el 1 de mayo y el 30 de abril, el aspirante del PRI-Verde-Nueva Alianza lanzó 51 tuits con dosis de intolerancia y discriminación.

Especializada en análisis de conversaciones en redes sociales, Voz Digital identificó que el candidato Jaime Rodríguez El Bronco emitió 24 tuits que incitan al odio. En la tercera posición está Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, con 16 expresiones rencorosas, seguido por Margarita Zavala, con 14 mensajes de este tipo.

El lema de “amor y paz” de Andrés Manuel López Obrador, puntero en las encuestas rumbo a los comicios presidenciales, no es sólo pantalla, sino que se puede verificar en sus mensajes de Twitter.

El aspirante de la coalición Juntos Haremos Historia sólo emitió cuatro mensajes con cargas de odio en los dos meses de referencia, a pesar de que él es el blanco principal de las agresiones de sus adversarios.

De los 51 mensajes hostiles de Meade, 42 fueron dirigidos a AMLO; de los 16 de Anaya, 14 fueron contra el tabasqueño; de los 24 de El Bronco, 10 buscaron pegar a López Obrador, lo mismo que nueve de 14 de Zavala.

grafs-odio-WEB5

Recomendaciones de Conapred

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha emitido las siguientes recomendaciones para evitar la propagación de los mensajes hostiles o que promueven el encono:

  1. Evita el anonimato: Usa tu nombre real en las redes sociales. Ten el valor de reconocer tus opiniones y asume la responsabilidad de decirlas.
  2. Debate: Es la herramienta más poderosa para transformar el discurso o las expresiones de odio. Si visibilizas una expresión que puede estar incitando o justificando la violencia hacia un grupo, o que sustente estereotipos y estigmas, promueves un debate sobre ella que muestre su naturaleza intransigente y sin fundamento.
  3. Argumenta con evidencia: Las creencias personales no siempre están bien fundamentadas. Sustenta, en la medida de lo posible, tus opiniones o comentarios con evidencia científica y confiable.
  4. No te enganches. En las redes sociales existen muchos haters o trolls, que son personas usuarias que atraen a otras o se involucran en las discusiones para provocarlas y alterar deliberadamente las conversaciones dentro de una comunidad, mediante frases, imágenes, memes u otros recursos. Su objetivo no es debatir, sino provocar. Si te encuentras con alguien así, la mejor respuesta es ignorarle y no seguirle el juego.
  5. Reflexiona antes de compartir … y antes de comentar: Si te encuentras con algún contenido que parezca gracioso, reflexiona antes de compartirlo si reproduce información engañosa sobre ciertas personas. Recuerda que no necesitas agredir a otros para ser divertido. No todas las opiniones son iguales. Muchas pueden estar sustentadas en prejuicios y estigmas que no abonan a la discusión, sino que la entorpecen y la llevan a descalificaciones sin sentido.

ES DE INTERÉS |

“El miedo tiene caducidad”

Compartir