Foto Tomada de video

Compartir

AFP

WASHINGTON, EU.- La embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, calificó el miércoles al Consejo de Derechos Humanos como el “mayor fracaso” de las Naciones Unidas, al tiempo que defendió la decisión de Washington de abandonar el organismo de la ONU.

Haley dijo a The Heritage Foundation, una ‘think tank’ (centro de reflexión) con sede en Washington, que el organismo con sede en Ginebra, “ha dado cobertura, no condena, a los regímenes más inhumanos del mundo.”

A juzgar por lo lejos que ha estado de cumplir su cometido, el Consejo de Derechos Humanos es el mayor fracaso de las Naciones Unidas”, dijo.

El mes pasado Haley anunció que Estados Unidos renunciaría al Consejo, acusándolo de parcialidad contra Israel y de condenar la “hipocresía” de varios de sus miembros, incluidos China, Egipto, Venezuela y Cuba.

En su opinión el Consejo de DDHH no ha sido “un lugar de conciencia, sino un lugar de política”, para agregar que había enfocado su atención “injusta e implacablemente en Israel”.

La crítica estadounidense se debe al hecho de que Israel es el único país que tiene un tema específico en la agenda de las reuniones del consejo, lo que significa que el trato de Israel a los palestinos ha sido objeto de escrutinio.

Haley apuntó al consejo por no hablar en apoyo de las protestas antigubernamentales en Irán, para condenar la violencia en Venezuela y por la elección de la República Democrática del Congo para integrar el consejo después de que fuerzas de seguridad gubernamentales enfrentaran acusaciones de atrocidades en la región de Kasai.

A pesar de la salida de Estados Unidos, “arreglar los defectos institucionales” del Consejo sigue siendo “una de nuestras mayores prioridades” en la ONU, dijo Haley.

El retiro se produjo después de las fuertes críticas de la ONU a la política del presidente Donald Trump de separar a los niños migrantes de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México.

Compartir