Compartir

Redacción ejecentral

El Instituto Nacional Electoral (INE) acreditó que los candidatos a la gubernatura de Coahuila, el priista Miguel Ángel Riquelme, y el panista Guillermo Anaya, excedieron los topes de campaña en ocho y cinco por ciento respectivamente, lo que abre la puerta para que se anule la elección.

Esta decisión fue tomada por el Consejo General del INE durante la sesión extraordinaria que inició el pasado viernes y culminó la víspera con una votación dividida, con lo que se da fin al proceso de fiscalización en las elecciones del Estado de México, Nayarit, Coahuila y Veracruz.

Con la acreditación del rebase en gastos de campaña de más del cinco por ciento en ambos casos, se abre la posibilidad para que el Instituto Electoral del Estado de Coahuila, en conjunto con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), puedan anular la elección para gobernador que se llevó a cabo el pasado 4 de junio.

Cabe destacar que los porcentajes por los que se excedió el presupuesto sufrieron una drástica reducción; en el caso del priista se redujo del 23 por ciento al ocho por ciento, mientras que para Anaya disminuyó del 21.6 por ciento a solamente el cinco por ciento.

A pesar de esta resolución tomada por el INE, el monto final de los rebases seguirá en incertidumbre, pues el instituto dejó abierta la fiscalización de ingresos y gastos de partidos y candidatos en las campañas, al abrir un procedimiento de oficio con el que aún se revisará si realizaron o no pagos a sus representantes de casilla.

Los partidos tendrán un plazo de 24 horas para entregar documentación relacionada a dichos pagos; sin embargo esta indagatoria estará concluida en agosto, una vez que el INE regrese de vacaciones.

PRI impugnará resolución del INE

Por su parte, el PRI advirtió que ante las decisiones tomadas por el INE para la elección de Coahuila, será indispensable acudir ante el TEPJF para que restablezca de nuevo el orden y la certeza jurídica para todos los partidos políticos.

En un comunicado generado tras las decisiones del Consejo General del INE, el líder nacional de este partido, Enrique Ochoa Reza, reafirmó que el PRI será respetuoso de las decisiones de la autoridad electoral; sin embargo, agotarán todos los recursos jurídicos para que se respete la voluntad de los coahuilenses.

Reiteró que Miguel Riquelme no rebasó los topes de campaña y existen todas las pruebas para acreditarlo, por lo que continuarán con la defensa jurídica del gobernador electo Miguel Riquelme.

En relación con la que calificó indebida propuesta de prorrateo, introducida por los consejeros Pamela San Martín y Ciro Murayama, sostuvo que es evidente que contradice lo que dispone el Artículo 83 de la Ley General de Partidos Políticos.

En su opinión, las decisiones del INE no contribuyen a dar certeza jurídica al procedimiento de fiscalización de la elección para gobernador de Coahuila, al introducir criterios en el momento de presentar los resultados de la fiscalización en la sesión de este lunes, cuando en todo caso debieron de haberse conocido antes del inicio del proceso electoral (Con información de El Universal. Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro). MR

Compartir