Compartir

Redacción ejecentral

Un juez federal de Naucalpan concedió la suspensión definitiva de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía hasta que el gobierno cuente con la Manifestación de Impacto Ambiental y el permiso que asegure que no atentará contra el patrimonio cultural del sitio.

Agustín Buenrostro Massieu, juez Décimo Tercero de Distrito en el Estado de México, concedió una suspensión definitiva en uno de los amparos que impugnan la cancelación del nuevo Aeropuerto en Texcoco, promovidos por el colectivo #NoMásDerroches integrado por ciudadanos y organizaciones como Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

La suspensión definitiva no prohíbe la construcción en Santa Lucía, pero sí la condiciona a tener el visto bueno del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en el trámite SA-08/2019, para determinar si en la zona existen monumentos arqueológicos que pudieran ser afectados por las obras, que está a cargo de la Dirección de Salvamento Arqueológico.

Y la conclusión del trámite de Manifestación de Impacto Ambiental, que la Secretaría de la Defensa Nacional tramita ante la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental, expediente número 15EM2019V0064, que está en etapa de consulta pública.

El Gobierno tiene 10 días hábiles para impugnar la suspensión ante un tribunal colegiado de circuito, que no tendrá plazo para resolver. Es poco probable que se dicte sentencia en este recurso antes de agosto, pues el Poder Judicial no labora la segunda quincena de julio.

Actualmente, el proyecto de Santa Lucía está en etapa de estudios previos y no existe un proyecto de inversión registrado ante la Secretaría de Hacienda, un estudio de costo beneficio o un Plan Maestro, por lo que en teoría faltan varios meses para el arranque de las obras.

Sin embargo, la suspensión impide a la Sedena realizar incluso trabajos preliminares, pues no distingue qué tipo de obras están congeladas.

El 29 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de inicio de los estudios y trabajos preliminares para el aeropuerto que llevará por nombre “General Felipe Ángeles”. (Con información de Reforma) NM

Compartir