Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral
En menos de 12 horas un  video titulado «Niña Bien» en el que una mujer identificada como Almudena Ortíz Monasterio promueve a ritmo de reguetón el voto a favor de «ya sabes quién», se convirtió en tendencia, y ha provocado un ola de reacciones que pueden catalogarlo como una bien diseñada estrategia política para llamar la atención o una grabación amateur exitosa.

La grabación que se posicionó en las primeras tendencias de Twitter y que en un día registró más de 66 mil vistas, ha desatado polémica luego de que Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se deslindara de dicho video y acusara que este acto es parte de una guerra sucia en contra de su candidato Andrés Manuel López Obrador, a quien hace alusión.

Sin embargo, varios políticos han denunciado que el video sí fue ordenado por Morena: uno de ellos, el diputado panista, Jorge Triana, quien acusó que dicho partido autorizó la grabación bajo las órdenes de que pareciera amateur, con baja calidad y que había sido grabado en Guadalajara.

Tras la filtración de un detrás de cámaras del video, se constata que la iglesia en la que se filmó el videoclip es en realidad la iglesia de San Sebastián Mártir, ubicada en la delegación Miguel Hidalgo.

Asimismo, se ha denunciado que la cantante no es una estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), sino que es una maestra de fitness cercana a directivos de una casa productora.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el legislador Triana aseguró que el verdadero nombre de la mujer que protagoniza el video es Paulina Laborie.

Dicha universidad jesuita también se deslindó del video asegurando que desautoriza el uso de su nombre en cualquier contenido relacionado con propaganda electoral y reitera su respeto por todos los partidos.

En el video se puede ver a la cantante siendo acompañada por sus padre a la iglesia, en donde comienza a bailar con los presentes, incluidos el sacerdote.

«Aunque sea una niña bien voy a votar por ya sabes quién», canta Almudena Ortíz en el video de 2 minutos 43 segundos. Hasta el momento la cantante no ha hecho más declaraciones y su cuenta de Twitter fue dada de baja.

Ante la respuesta del sector jesuita, el padre Alejandro Solalinde defendió a la cantante y actriz y aplaudió su acto calificándolo de valiente y creativo. AT/DA

Compartir