Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Un doctor perforó la arteria aorta abdominal de una paciente de 33 años en el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, mientras le realizaba una cirugía para extirparle la vesícula biliar y en lugar de solicitar apoyo inmediato de los especialistas en cirugía vascular y cuidados intensivos dado el estado de notoria urgencia continuó con la operación, posteriormente la paciente murió, por ello la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación 10/2019 al secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.

En julio de 2013 una paciente diagnosticada con cálculos biliares fue remitida a cirugía para la realización de la extirpación de la vesícula biliar, sin embargo el médico responsable perforó la arteria aorta abdominal.

La CNDH acreditó que el cirujano no suspendió el procedimiento para priorizar la complicación; la paciente terminó en la unidad de cuidados intensivos.

Su estado de salud evolucionó al deterioro clínico por presencia de choque hipovolémico con hipotermia, sangrado activo a través de sonda nasogástrica, recto, sitios de punción y herida quirúrgica y tras un paro cardiorrespiratorio la paciente murió.

En noviembre de 2015 un familiar de la víctima presentó una queja a la Comisión ye esta inició el expediente CNDH/1/2015/9549/Q para revisar si había violaciones a los derechos humanos, tras lo cual se advirtieron irregularidades en la integración del expediente clínico entre lo que se destacan notas médicas incompletas y otras no documentadas, con lo cual se vulneró el derecho de los familiares de la paciente a conocer la verdad sobre la atención médica proporcionada.

Por ello, la CNDH recomendó al secretario de Salud que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, se repare el daño integralmente a los familiares de la agraviada, que incluya una compensación en términos de la Ley General de Víctimas, se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas y se les brinde atención psicológica y tanatológica.

NR

Compartir