Foto @SSP_CDMX

Compartir

Redacción ejecentral

No han sido ubicados los policías acusados de violar a una joven en Azcapotzalco, el pasado 4 de agosto, reveló la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México.

El vocero de la dependencia capitalina, Ulises Lara, detalló que pese a las pruebas recabadas no hay un imputado directo, por lo que reiteró que se necesita la cooperación de la víctima.

“Es importante comentarles que a pesar de todas las pruebas no se ha podido ubicar a los responsables, por lo que se necesita la cooperación de la víctima, pero respetaremos los tiempos de recuperación emocional.

“Nosotros no tenemos un imputado directo, se han señalado a algunos, pero se necesitan pruebas para decir: sí, fueron ellos”, dijo.

Señaló que no hay un plazo para que la víctima acuda nuevamente a testificar ante las autoridades. 

“No significa que las investigaciones se hayan detenido; esta dependencia tiene como compromiso atender a todas las víctimas directas e indirectas.

“Seguiremos investigando, esperaremos a que la víctima y su familia decidan en qué momento es pertinente volver a declarar”, dijo.

No presentarán cargos contra agresoras 

El secretario de Seguridad Pública capitalina, Jesús Orta, descartó aumentar su equipo de seguridad o presentar cargos contra las mujeres que lo agredieron durante una protesta para exigir justicia para una menor presuntamente violada por policías, pues no se sintió amenazado.

Luego de la reunión del Gabinete de Seguridad, comentó que al tener conocimiento de la movilización quiso expresar a las inconformes que no busca “proteger a nadie” y que se aportan pruebas a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México para que la investigación sea transparente.

“Nunca me sentí amenazado, simplemente salí a dar a buscar el diálogo, entiendo perfectamente la causa que la motivó y estamos perfectamente alineados con esa causa”, afirmó el funcionario.

Planteó que si bien los disturbios fueron una provocación, desconoce qué grupo está detrás, y aunque desde su perspectiva la causa que persiguen es muy legítima las formas no, pero pese a ello está abierto al diálogo.

“Lo que pude advertir es que son grupos que tal vez no estén buscando justicia para un caso en particular, estaban más bien tomando una causa, quizá históricamente por la que han luchado, y eso es lo que valoro. Además a mí no me tocó verlo, no voy a juzgar respecto a que grupos”, indicó.
RB

ES DE INTERÉS

Compartir