Compartir

Redacción ejecentral
Foto: Reuters

Foto: Reuters

La administración de Donald Trump, impondrá un arancel compensatorio de 20 por ciento sobre las importaciones de madera blanda de Canadá, este impuesto será retroactivo y el monto del adeudo sería mayor a mil 200 millones de dólares, en castigo por el presunto subsidio que Otawa realiza en esa industria.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que el impuesto será aplicado de manera retroactiva y que el monto del adeudo podría superar los mil 200 millones de dólares; describió la acción como una medida para castigar a Canadá por está práctica, y reveló que su gobierno ha comunicado a Otawa de su decisión.

Aunque el anuncio está sujeto aún a una revisión final por parte de la Comisión de Comercio Internacional, una agencia federal independiente que asesora al gobierno sobre comercio, la administración Trump tomó de inmediato cartas en el asunto.

El Departamento de Comercio dijo haber instruido ya a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para que empiece a cobrar a los exportadores canadienses de madera blanda identificados para este propósito, depósitos en efectivo equivalentes a la tarifa determinada.

El conflicto por las importaciones de madera procedentes de Canadá, tuvo su origen en la década de 1980, cuando las empresas madereras estadunidenses dijeron que sus contrapartes canadienses no estaban jugando limpio; denunciando dumping.

Canadá subvenciona a las empresas madereras debido a que el gobierno posee muchas de las tierras de las que proviene la madera; ese subsidio, sumado a la amplia oferta maderera de Canadá, permite al país de la hoja de maple fijar el precio de su madera por debajo de lo que las empresas estadounidenses pueden cobrar.

Aunque la disputa no es nueva y ha confrontado a gobiernos anteriores de Estados Unidos y Canadá, el presidente Donald Trump parece determinado a poner fin a lo que ha denunciado como prácticas comerciales injustas por parte de algunos socios comerciales.

En un mensaje publicado esta mañana en su cuenta personal de Twitter, el mandatario pareció sugerir un mayor escalamiento en Canadá en el frente comercial, amén de la eventual reapertura del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC).

Con este sorpresivo anuncio, Trump pareció reorientar hacia su vecino del norte su malestar por supuestas prácticas comerciales injustas, y por las que hasta ahora había culpado mayormente a México, el otro socio en el TLC, y China (Con información de Notimex y Expansión). MR

Compartir