FOTO: CAPTURA

Compartir

Redacción ejecentral

Durante sus últimos días en México, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, reclamó que le daban muy pocas horas de sueño y que no lo dejaran salir al patio.

Seis meses después de que ejecentral ventilara la probable responsabilidad de Eduardo Guerrero Durán, extitular del OADPRS, en el plan para una tercera fuga de El Chapo, la segunda parte de un video inédito en poder de Notimex atestigua al jefe del Cártel de Sinaloa solicitar a las autoridades penitenciarias más tiempo para descansar.

Guerrero Durán, custodio del narcotraficante que fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos, explicó que en una charla el sinaloense le pidió esos beneficios asegurando que tenía buena conducta.

La charla se lleva a cabo en la celda de El Chapo, con él sentado en la cama, vistiendo el uniforme color beige, sin esposas, y el funcionario de pie, ambos con expresión relajada.

Usted sabe de mi comportamiento y eso, para que le explique aquí al titular para… pues… si yo no cumplo con mi comportamiento y no cumplo con el reglamento…”

—La bronca es que te has ido (fugado) dos veces, pues –lo ataja Guerrero Durán.

—Bueno, pero eso es otra cosa –contesta Guzmán Loera.

—No, ¿cómo que otra cosa? Para eso son las medidas de seguridad.

—¡Ah, no!, la seguridad, yo no estoy diciendo que no haiga (sic) –explica el narcotraficante.

Otra queja de “El Chapo” fueron las pocas horas que duerme, asegurando que eran cuatro aunque el custodio le señala que son seis.

En el video, donde se aprecia su marcado acento sinaloense, Joaquín Guzmán Loera asegura que hay en total 14 pases de lista durante el día, el último a las 11 de la noche y el primero a las cinco de la mañana.

Ese de las 11, pues… déjemelo a las 10 porque, pues… de 11 a cinco… ¿pues pa’ cuándo me quedo dormido? ¿Qué duermo?”, explica en la grabación “El Chapo”, a quien el gobierno de Estados Unidos le adjudica una fortuna de 12 mil millones de dólares.  

Sobornó con 2 mdd a un funcionario del OADPRS

Fue el 9 de septiembre de 2015, a dos meses del escape de Guzmán Loera del Altiplano, cuando Eduardo Guerrero Durán fue nombrado titular del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS) en sustitución de Juan Ignacio Hernández Mora, destituido por Osorio Chong tras la fuga del capo.

En enero, cuando se llevaba a cabo «el juicio del siglo», Dámaso López El Licenciado arremetió contra su compadre al asegurar que su esposa Emma Coronel y sus hijos fraguaban en 2015 la tercera evasión del capo, en contubernio con las autoridades.

«El Licenciado» aseguró que la familia de Guzmán Loera sobornó con 2 millones de dólares a un funcionario del OADPRS, entonces a cargo de Guerrero Durán, para lograr que de nueva cuenta se fugara El Chapo.

“Estaba planeando otro escape de túnel con la ayuda de Emma y sus hijos, pero el director de la prisión nunca llegó con la ayuda de trasladarlo de vuelta al Altiplano. Fue mantenido en Ciudad Juárez y extraditado a los Estados Unidos”, declaró López Núñez.

Eduardo Guerrero fue señalado por permitir que El Chapo se comunicara desde el penal cuando supo que sus hijos fueron secuestrados por sus rivales en un restaurante en Puerto Vallarta, en agosto de 2016. El privilegio al capo no se investigó.

A 11 meses de haber asumido el encargo, y sin ninguna indagatoria de su desempeño o un motivo claro, el 7 de octubre de 2017 Guerrero Durán es cesado y en noviembre de 2018, asume como encargado de los penales en Nuevo León.

ES DE INTERÉS

Compartir