Compartir

Nadia Rodríguez

El arresto de dos hombres de Yemen que están en la lista de vigilancia terrorista del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en la porosa frontera entre México y Estados Unidos puso nuevamente en jaque a Joe Biden y confirmó lo que desde hace tres semanas advirtieron los republicanos. 

Las imprudentes políticas de seguridad fronteriza del presidente Biden continúan poniendo en peligro a los estadounidenses. Ya es suficiente. Es hora de que la administración de Biden se tome en serio detener la oleada”, dijo el ala republicana del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

Además, los republicanos revivieron las declaraciones de su representante John Katko, que el 15 de marzo advirtió que agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) habían detenido a posibles terroristas en la frontera.

Las personas que han detenido en los últimos días (…) han estado en la lista de vigilancia del terrorismo (…) Los individuos ahora están comenzando a explotar la frontera sur. Necesitamos despertar”, alertó Katko

A la crisis migratoria en Estados Unidos se agregó el arresto de dos hombres de Yemen que están en la lista de vigilancia terrorista del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). Además, detonó los reclamos republicanos y les dio la razón sobre lo que advirtieron hace tres semanas. 

Los reclamos de los republicanos tuvieron dos ejes. El primero exigir que se detenga la oleada de migrantes y el segundo sobre el manejo de la información de la administración del presidente Joe Biden. 

Los republicanos también tundieron a Biden por la opacidad del caso, ya que la Patrulla Fronteriza eliminó el tuit y el comunicado sobre los dos terroristas yemeníes. “La transparencia en el nombre por sí sola no es transparencia”, sentenciaron. 

Al respecto, Rob Daniels, especialista en Asuntos Públicos del CBP-Arizona, dijo a ejecentral que el comunicado se retiró porque “no se revisó adecuadamente y contenía cierta información de divulgación y política relacionada con la seguridad nacional”, aunque no especificó cuáles son esos datos concretos que no pueden hacerse de conocimiento público. 

El caso Calexico confirmó las declaraciones que desde hace semanas realizaron líderes republicanos. John Katko, representante del partido, advirtió desde el 15 de marzo que había detenciones en la frontera que no eran de migrantes centroamericanos. “Las personas que han tenido en los últimos días (…) han estado en la lista de vigilancia del terrorismo”. 

Posteriormente el líder republicano en la Cámara de Representantes Kevin McCarthy citó a agentes de la CBP para sostener que migrantes de Yemen, Irán y Turquía en la lista de de vigilancia terrorista del FBI habían sido sorprendidos cruzando la frontera con México. 

El 17 de marzo un asistente del Congreso dijo a Axios que CBP confirmó que cuatro detenidos en la frontera sur desde el 1 de octubre coinciden con registros de posibles terroristas. Tres de las personas arrestadas eran de Yemen y una era de Serbia, señaló el medio. 

Sin embargo, el comunicado que momentáneamente publicó la CBP sostiene que los arrestos de los yemeníes ocurrieron el 29 de enero aproximadamente a las 01:10 horas 4.8 kilómetros al oeste del puerto de entrada de Calexico y el segundo el 30 de marzo cerca de las 11:30 horas 3.2 kilómetros al oeste del puerto de entrada.  

Compartir