Maravatío, el pueblo mexicano donde cárteles buscan votos con balas y amenazas

16 de Junio de 2024

Maravatío, el pueblo mexicano donde cárteles buscan votos con balas y amenazas

elecciones Maravatio

The candidate for Mayor of the Morena Party, Mario Perez Flores, speaking during a campaign rally in the municipality of Maravatio, Michoacan State, Mexico, on May 14, 2024. - As elsewhere, criminals in the town of Maravatio use threats or bullets to ensure their favored candidates are elected on June 2, when the country will also choose a new president. Across the country, 28 candidates have been killed since the electoral process began on September 23, according to the non-governmental organization Data Civica. (Photo by ALFREDO ESTRELLA / AFP)

/

ALFREDO ESTRELLA/AFP

ALFREDO ESTRELLA/AFP

Como en varias poblaciones del país, en Maravatío, Michoacán, el crimen organizado depura listas de candidatos a bala o con amenazas para asegurarse el control de cargos locales que serán elegidos el 2 de junio

“Te bajas o te bajas”, ordenaron a Margarita Galán, quien no tuvo más remedio que abandonar su candidatura a la alcaldía de Maravatío para no correr la suerte de otros tres aspirantes asesinados en ese municipio mexicano.

Como en varias poblaciones del país, en Maravatío, Michoacán, el crimen organizado depura listas de candidatos a bala o con amenazas para asegurarse el control de cargos locales que serán elegidos el 2 de junio simultáneamente con el nuevo presidente de México.

“No puedes participar”, advirtieron con insultos los hombres que telefonearon a esta chef de 27 años, según cuenta en su modesta casa de Las Joyas, comunidad rural que se vacía de jóvenes porque migran a Estados Unidos por la violencia y la pobreza.

Desde el 23 de septiembre, cuando comenzó el proceso electoral, fueron asesinados 28 políticos que aspiraban a cargos electivos en México, según la ONG Data Cívica. Maravatío, poblado agrícola de 80 mil habitantes, ha puesto la mayor cuota.

El 26 de febrero, con tres horas de diferencia, fueron asesinados el médico Miguel Reyes y el transportista Armando Pérez, ambos de 58 años, que disputaban la alcaldía. En noviembre fue hallado muerto Dagoberto García, quien también buscaba ser alcalde.

Reyes y García pertenecían a Morena, partido del presidente Andrés Manuel López Obrador; Pérez, al conservador PAN, y Margarita contendía por Movimiento Ciudadano (centro). Cinco siguen en contienda.

Maravatío elecciones
La excandidata a alcalde de Maravatío, Margarita Galán Pérez, muestra la pancarta del candidato a senador “G¸ero Flores” del Partido Movimiento Ciudadano durante una entrevista con la AFP en la comunidad de La Joya en el municipio de Maravatío, estado de Michoacán, México. el 14 de mayo de 2024. - Como en otros lugares, los delincuentes de la ciudad de Maravatio utilizan amenazas o balas para garantizar que sus candidatos favoritos sean elegidos el 2 de junio, cuando el país también elegirá un nuevo presidente. En todo el país, 28 candidatos han sido asesinados desde que comenzó el proceso electoral el 23 de septiembre, según la organización no gubernamental Data Civica. (Foto de ALFREDO ESTRELLA/AFP)
/ ALFREDO ESTRELLA/AFP

Régimen de terror

Los crímenes hundieron a Maravatío en el miedo.

Dos hombres en un auto rondan desde hace horas los mítines del nuevo candidato de Morena, Mario Pérez. Ya de noche se detienen, bajan la ventanilla y observan fijamente la reunión, sin un solo policía.

“Ese carro no es normal”, suspira un miembro de campaña. “Esas son las cosas que nos ponen nerviosos. Nunca nos había pasado”, añade pálido.

El mitin finaliza y Pérez se rodea de simpatizantes para tomarse fotos. Los sospechosos desaparecen en la penumbra.

Mario Pérez Morena Maravatio
ALFREDO ESTRELLA/AFP

El candidato, un dentista de 34 años que busca derrotar un cacicazgo de casi un cuarto de siglo del PRD en Maravatío, elude el tema de la inseguridad en público. Tampoco ha pedido protección de autoridades, como sí lo han hecho 96 candidatos en Michoacán.

Comenta a la AFP que su objetivo es ofrecer oportunidades a los jóvenes “para que no anden en otra cosa”.

Durante una asamblea en una calle polvorienta, una de sus seguidoras, la profesora Liz Monroy, de 45 años, reconoce que le “da miedo participar” pues para ella la política es sinónimo de “inseguridad”.

No exagera. El 10 de mayo, cerca de la casa de Margarita, escoltas de dos aspirantes a la alcaldía del vecino Senguio se enfrentaron a tiros al cruzarse en el camino, al parecer debido a una confusión.

“No hay condiciones para hablar”, dice un integrante de la campaña de Óscar Vidal, candidato a la alcaldía que busca prolongar la hegemonía del PRD en el pueblo.

"¡Ay donde no gane!”

Maravatío está en medio de la guerra que libran cárteles de la droga como Jalisco Nueva Generación o Los Correa.

Sin un grupo dominante, la violencia tiene derivas anárquicas en Michoacán, pujante estado agroindustrial donde unas 14 bandas se pelean el tráfico de metanfetaminas y la extorsión.

Pero “no se conformaron” con eso y cada vez más buscan “imponer candidatos”, señala el fiscal de delitos electorales, Víctor Serrato, quien refiere 39 denuncias de aspirantes a cargos electorales, en su mayoría por amenazas y extorsión.

El modus operandi es similar: “Los criminales eligen un candidato” y dicen a los otros “no tienes permiso”. “En un municipio la célula delictiva convocó a todos los partidos, menos a uno, y les hizo saber: aquí va a ganar tal. ¡Ay de ustedes donde no gane!”, cuenta Antonio Plaza, de 47 años y aspirante a diputado estatal por Michoacán Primero, que retiró diez candidaturas a alcaldías.

Solo en ese estado han sido sustituidos 500 aspirantes, según el Instituto Electoral regional.

Michoacán es una de las regiones más violentas de México. Desde 2006, cuando se militarizó la lucha antidrogas, la tasa nacional de homicidios casi se triplicó hasta 23 casos por 100.000 habitantes, y los desaparecidos desde entonces suman más de 100.000.

En ese estado el crimen se lucra además de la tala de bosques que albergan a las mariposas Monarca, fijan precios de alimentos y hasta fechas de corte de frutas, denuncian dirigentes locales.

elecciones Maravatio
ALFREDO ESTRELLA/AFP

Aunque me maten

La criminalidad roza lo insólito. En la subregión michoacana de Tierra Caliente, adonde han sido enviados cientos de soldados para vigilar las elecciones, el cartel Los Viagras montó antenas con equipos robados para cobrar el servicio de internet, según la fiscalía.

Además, existen grupos de WhatsApp donde supuestos criminales alardean y cruzan amenazas. La AFP constató que autoridades integran también estos grupos, pero no interactúan.

“Ya no les falta mucho para su día perros”, dice un usuario, a lo que otro responde: “sigan soñando jajaja”, observó la AFP. Videos de jovencitos armados hasta los dientes se suman a los textos.

Pese a las amenazas, candidatas como María Salud Valencia no renuncian.

Maestra de 60 años y con protección oficial, reconoce que tiene “miedo, pero también valor” para disputar la alcaldía de Nuevo Urecho.

“Si me van a matar, que sea por defender a mi gente”, afirma durante una visita a Morelia, capital de Michoacán, donde esa mañana asesinaron a tiros a cinco hombres.

NM

Te Recomendamos: