Medio millón de palestinos huyen de Rafah ante la amenaza de ofensiva israelí

18 de Junio de 2024

Medio millón de palestinos huyen de Rafah ante la amenaza de ofensiva israelí

Rafah

Protesters wave Palestinian flags and brandish a smoke flare during a Pro-Palestinian demonstration on Waterloo Bridge, in London, on May 11, 2024, organised by the association Youth Demand and calling for a two-way arms embargo on Israel. - Israeli strikes on May 11, 2024 hit parts of Gaza including Rafah where Israel expanded an evacuation order and the UN warned of an “epic” disaster if an outright invasion of the crowded city goes ahead. The war began with Hamas’s unprecedented October 7 attack on Israel, which resulted in the deaths of more than 1,170 people, mostly civilians, according to an AFP tally of Israeli official figures. In Israel’s retaliatory military campaign in Gaza, at least 34,971 people have been killed so far, most of them women and children, according the Hamas-run territory’s health ministry. (Photo by HENRY NICHOLLS / AFP)

/

HENRY NICHOLLS/AFP

Foto: AFP

El primer ministro israelí afirmó el miércoles que se evitó una "catástrofe humanitaria" en Rafah y anunció que 500 mil personas fueron evacuadas de esa ciudad del sur de la Franja de Gaza

El primer ministro israelí afirmó el miércoles que se evitó una “catástrofe humanitaria” en Rafah y anunció que 500 mil personas fueron evacuadas de esa ciudad del sur de la Franja de Gaza bombardeada por Israel y amenazada con una gran ofensiva terrestre.

Este anuncio coincide con el día en que los palestinos conmemoran la “Nakba”, la “Catástrofe” que supuso para ellos la creación del Estado de Israel en 1948.

Durante la “Nakba”, alrededor de 760 mil palestinos huyeron o fueron expulsados de sus hogares, según datos de la ONU, y se refugiaron en los países vecinos o en lo que se convertiría en Cisjordania y la Franja de Gaza.

“76 años después de la ‘Nakba’, los palestinos siguen siendo desplazados por la fuerza”, indicó la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), que ofreció un balance superior de huidos de Rafah, de 600 mil personas.

Muchos en Gaza acumulan ya varios desplazamientos forzados en busca de refugio en este territorio asediado por Israel y asolado por la guerra donde, según la ONU, “no hay lugar seguro”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió destruir a Hamás tras el ataque del 7 de octubre y considera necesaria una gran operación en Rafah donde, según él, se encuentran los últimos batallones del movimiento islamista.

Esta invasión y sus consecuencias en los civiles preocupa a la comunidad internacional, empezando por Estados Unidos, principal aliado de Israel.

“Desacuerdo” sobre Rafah

El 6 de mayo, el ejército israelí ordenó a los civiles abandonar sectores del este de Rafah, donde ha realizado algunas incursiones terrestres.

“Por ahora, casi medio millón de personas evacuaron la zona de combate de Rafah. La catástrofe humanitaria de la que se habla no se produjo ni se producirá", dijo Netanyahu en un comunicado.

El dirigente israelí también presionó a Egipto para la reapertura del paso fronterizo de Rafah y sugirió que este país mantenía a la población de Gaza como “rehén” por negarse a trabajar con Israel para la entrada de ayuda.

El día antes, Egipto, mediador de las conversaciones sobre una tregua, había acusado a Israel de negar su responsabilidad en la crisis humanitaria en Gaza.

La Unión Europea pidió el miércoles a Israel que “cese inmediatamente” su operación en Rafah ante el riesgo de “tensar gravemente” su relación bilateral.

La intervención israelí en esta ciudad también genera un “desacuerdo” con Estados Unidos, reconoció Netanyahu. “Pero debemos hacer lo que debemos hacer”, aseguró.

Biden amenazó con limitar la ayuda militar a Israel si lanza un ataque a gran escala contra Rafah. Sin embargo, la Casa Blanca informó el martes al Congreso que realizará una nueva entrega de armas a su aliado, dijeron a la AFP fuentes cercanas.

Washington también ha instado a Israel a trabajar en un plan de posguerra para Gaza y apoya una solución de dos Estados, a la que Netanyahu y sus aliados de extrema derecha se oponen firmemente.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, afirmó este miércoles que “Israel no debe tener un control civil sobre la Franja de Gaza” tras la guerra.

También habló de esta cuestión el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, quien afirmó que “corresponderá al movimiento y a todas las facciones nacionales (palestinas) decidir sobre la forma de gobierno en Gaza” una vez termine el conflicto.

Combates “intensos”

Esta guerra estalló el 7 de octubre con el ataque de comandos de Hamás en el sur de Israel que dejó más de 1.170 muertos, en su mayoría civiles, según un balance de la AFP con base en datos israelíes.

Más de 250 personas fueron secuestradas durante el ataque y 128 permanecen cautivas en Gaza, de las cuales se cree que 36 murieron, según el ejército.

Tras más de siete meses de guerra, 35 mil 233 personas han muerto en Gaza por la ofensiva de Israel, en su mayoría civiles, según el ministerio de Salud del gobierno de Hamás.

Periodistas de la AFP y varios testigos informaron este miércoles de ataques aéreos, bombardeos de artillería y combates durante la noche y la mañana en Rafah, Jabaliya (norte) y en el barrio de Zeitun, en Ciudad de Gaza.

Además de los bombardeos y los combates, la población de Gaza sufre la escasez. Según Catar, la ayuda humanitaria no ha llegado a los habitantes del territorio palestino desde el 9 de mayo.

El Reino Unido anunció el miércoles la salida de Chipre de un cargamento marítimo de cerca de 100 toneladas de ayuda para Gaza, que llegará a un puerto artificial construido por el ejército estadounidense que pronto estará en funcionamiento. MAAZ

Te Recomendamos: