Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la persistencia en México de violencia, criminalización, intimidación, acoso, estigmatización e impunidad en los delitos de que son víctimas las personas defensoras de derechos humanos, lo que se agrava cuando se trata de mujeres, quienes además enfrentan ataques y riesgos relacionados con su género, como violencia sexual, amenazas y difamación.

Al participar en la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “Buenas prácticas sobre prevención, investigación y protección a personas defensoras”, que tuvo lugar en la ciudad de Sucre, Bolivia, el Organismo nacional expuso el contexto que enfrentan esas personas en nuestro país, así como las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional y las buenas prácticas que desde este Organismo Nacional se han realizado para tal efecto.

En nombre de las organizaciones internacionales de la sociedad civil participantes y de la CNDH México, la Secretaria Ejecutiva de este Organismo Nacional, Consuelo Olvera Treviño, solicitó a la CIDH poner énfasis en las condiciones de especial vulnerabilidad que tienen algunas personas defensoras por su condición de género, identidad y orientación sexual, pertenencia a grupos étnicos y lugar de residencia, entre otras.

De igual manera, pidió al organismo internacional continuar con el monitoreo de la situación de riesgo y amenazas que atraviesan las personas defensoras de derechos humanos en la región; priorizar la elaboración de un informe temático que recoja las buenas prácticas sobre prevención, investigación y protección a personas defensoras.

Por su parte, el Director General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de la CNDH México, Rodrigo Santiago Juárez, mencionó que el organismo nacional mexicano se suma a la condena y preocupación por la desaparición de la defensora Obtilia Eugenio Manuel, ocurrida en el estado de Guerrero, por lo que se solicitaron medidas cautelares al gobierno de esa entidad federativa.

A través de un comunicado, el Organismo Nacional llamó a las autoridades, sociedad civil, medios de comunicación, instituciones nacionales de derechos humanos y a toda persona que busque vivir en comunidades democráticas a alzar la voz y trabajar conjuntamente para generar condiciones óptimas para que las personas defensoras realicen sus actividades de manera libre, ya que los derechos fundamentales dependen en gran medida de que ellas trabajen en contextos de libertad y seguridad. MM

Compartir