¿Cómo fortalecer la cultura remota?

22 de Junio de 2024

¿Cómo fortalecer la cultura remota?

ejecentral_izzi_fallas_internet
Foto: Cuartoscuro

Los beneficios que tiene la cultura remota se reflejan en diferentes frentes, pero destacan la flexibilidad en los tiempos y espacios de trabajo

El impacto de las tecnologías digitales, que se aceleró con la pandemia de Covid-19, se convirtió en un elemento central para las organizaciones, y desde la perspectiva de la gestión del capital humano y la cultura organizacional, los efectos que el trabajo remoto ha tenido en la cultura, tanto de las empresas como de los colaboradores, es innegable.

De acuerdo con Arturo Aguilar, líder de la práctica de Capital Humano en Advanced Management Consulting Group (AMCG), firma experta en mejores prácticas en alta Gestión Directiva, los beneficios que tiene la cultura remota se reflejan en diferentes frentes, pero destacan la flexibilidad en los tiempos y espacios de trabajo, ahorro de recursos, rendimiento de colaboradores y, por ende, un aumento de la productividad de las compañías.

Para el especialista, la cultura remota en las empresas de México y el mundo es posible gracias a la tecnología que existe, como las aplicaciones o softwares, y que avanzará en los próximos años. Esta visión la respalda un estudio de Microsoft, que indica que la tecnología tiene el potencial de casi duplicar el número de empleados altamente productivos, pasando de 13.7 por ciento en compañías que carecen de una gran “cultura digital”, a 23.2 por ciento en las que sí cuentan con ella”.

“Después de la pandemia, las empresas adoptaron una cultura adhocrática, una cultura muy moderna donde lo importante es la tecnología y las empresas son muy abiertas y ligeras en sus estructuras; les gusta experimentar, son muy ágiles en la toma de decisiones, asumen riesgos”, dijo el experto.

El también director asociado de AMCG agregó que cuando las empresas mandaron a sus colaboradores a trabajar en casa, creyeron que estaban creando una cultura remota; sin embargo, “este cambio cultural requiere crear una estrategia, y cada organización define su tipo de cultura y crea sus competencias para ese trabajo remoto”.

“Las empresas con trabajo remoto se vuelven muy atractivas, pero si además ayudan a reducir la huella de carbono, pago de luz o el uso de automóviles, impactan mejor. También hay beneficios para los empleados, como el no quedarse estancado horas en el tráfico o trabajar fuera de la ciudad en tu casa, y poder hacer algo más de tu vida”, apuntó.

Aguilar Villegas recordó que desde hace tiempo existen los trabajos remotos en las empresas (abogados, marketing, gestión de nómina, etcétera), pero no se dieron cuenta ni los consideraron riesgosos. También puntualizó que “la magia de la productividad tiene que ver con el liderazgo y la comunicación, pero no con que la gente se reúna”.

Consejos para fortalecer la cultura remota

El directivo de AMCG también compartió algunos consejos a las compañías para implementar una cultura remota exitosa:

Tener confianza:“un ingrediente número uno para que el trabajo remoto sea exitoso es que el líder confié en sus trabajadores y que ellos se ganen la confianza. Para trabajar con éxito con otras personas tenemos que confiar unos en otros”.

Acuerdos para tener modelos de seguridad, tanto en casa como en corporativos y/o negocios. Si tienes oficinas seguras, debes tener una casa segura, con tecnología, seguridad, contraseñas y equipos especiales.

Establecer protocolos con los clientes y explicarles, por ejemplo, los tiempos y horarios de juntas establecidos en su cultura remota.

”Los buenos trabajadores pueden trabajar donde sea”, por lo tanto, se deben estandarizar los salarios del colaborador, de acuerdo a sus funciones sin importar que radiquen en distintos lugares.

Crear chat comunes, donde todo el mundo esté en contacto, y aplicar herramientas de comunicación adecuadas de alta tecnología, que permitan acercarse a los trabajadores. “Un trabajador remoto no debe de estar esperando a que le des una orden, las órdenes deben de estar colocadas en las aplicaciones adecuadas”, dijo.

Cuando haces trabajo remoto, los clientes no deben notar la diferencia de tu trabajaban de forma presencial. “Nunca a un cliente temas decirle que tienes trabajo remoto, al contrario, hazle ver que tienes una empresa remota y sus éxitos”.

El exceso de juntas sí disminuye la productividad de los trabajadores; la juntas deben estar bien respaldadas, ser ágiles y seguir las metodologías básicas.

Cuidar el aislamiento o la llamada fiebre de cabina. “No hay que estar encerrado todo el tiempo; la misma vida hace que a la gente le dé miedo salir después”.

Cuando un trabajador sea altamente productivo o su racha productiva se empieza a multiplicar, “ayúdalo, felicítalo y no lo interrumpas tanto en juntas”.

Establecer políticas muy claras de la ergonomía. Las empresas tienen que poner atención en la comodidad del trabajador.

Considerar la reglamentación sobre la contratación y el trabajo a distancia que existen en distintos países o ciudades, ya que puede ser cambiante y sujeta a interpretaciones. “Asesórate para este tipo de contratación para que cumplas los requisitos de ley”.

Los colaboradores más productivos y aptos para el trabajo remoto son aquellos que tienen más años en una empresa y mejor desempeño. “En recursos humanos creíamos en el pasado que los mejores trabajadores para trabajo remoto eran los introvertidos. Nada más falso que eso”.

SIGUE LEYENDO:

Sin home office, 55% de los mexicanos renunciarían

Te Recomendamos: