Compartir

María Idalia Gómez y Jonathán Nácar

Sin especificar los delitos ni las razones, la noche de este jueves el canciller Marcelo Ebrard confirmó que fue detenido en Estados Unidos el exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda.

Se trata de uno de los generales en retiro de mayor trayectoria, que fue el encargado del Ejército durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, y al que se le identifica con el ala dura de las Fuerzas Armadas.

Las investigaciones en Estados Unidos contra miembros del Ejército mexicano comenzaron tras la fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, porque identificaron a jefes de Zonas militares que les proporcionaron protección al líder del Cártel de Sinaloa.

Esta noche, la periodista estadounidense Ginger Thompson adelantó en exclusiva, a través de Twitter, que Propublica supo de esta captura por parte de “las autoridades estadounidenses cuando arribó al país a última hora de la tarde en un viaje con su familia”.

Diecisiete minutos después, Ebrard soltó: “He sido informado por el Embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el ex Secretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido en el Aeropuerto de Los Angeles, California”.

Hasta el momento ninguna agencia seguridad de Estados Unidos ha emitido algún comunicado oficial sobre la detención.

No obstante, de acuerdo con The New York Times, Cienfuegos Zepeda fue requerido por las Administración de Control de Drogas (DEA) por los delitos de tráfico de drogas y lavado de dinero y se llevará a la Corte Federal en Brooklyn, donde se está juzgando al exfiscal de Nayarit, Édgar Veytía, acusado de lazos con el narcotráfico.

El general

El canciller reconoció que desconocía los detalles, y sería la cónsul mexicana en la ciudad californiana, Marcela Celorio Mancera, la que le informaría de las acusaciones, además le brindarían asistencia legal.

Al igual que varios exintegrantes del gabinete del expresidente, Enrique Peña Nieto, quien fue el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, el general de División Salvador Cienfuegos Zepeda dejó su cargo en medio de diversos cuestionamientos de su administración, principalmente sobre la probable participación de militares en actos de corrupción y de protección al narcotráfico. Incluso por las omisiones cometidas por los militares en la desaparición de los normalistas de Ayotiznapa.

El hombre duro del Ejército

Cienfuegos Zepeda Formado en la Maestría en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacional en el Colegio de Defensa Nacional, el exdirector del Heroico Colegio Militar habría reconocido ante el entonces presidente Peña Nieto, días después de los hechos ocurridos en Iguala en septiembre de 2014, que un elemento de inteligencia militar en activo estaría entre los 43 estudiantes normalistas desaparecidos. Sin embargo, la información fue revelada tiempo después.

Sobre el mando militar, nacido en la Ciudad de México el 14 de junio de 1948, quien también se desempeñó como comandante del Cuerpo de Cadetes, también se hicieron señalamientos por parte de la Auditoría Superior de la Federación sobre su gestión al frente de la Sedena, por inconsistencias en adquisición de la dependencia a empresas no acreditadas, así como compras a sobreprecio en la obra referente al aeropuerto que se construía en Texcoco.

Antes de asumir la titularidad de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, actualmente de 72 años también fungió como oficial Mayor de la institución; inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea; comandante de la VII Región Militar, en Chiapas; comandante de la I Región Militar, en la CDMX; comandante de la IX Región Militar, en Guerrero; así como comandante de la V Región Militar, en Jalisco; y comandante de la 15/a. Zona Militar, y del 14/o. Batallón de Infantería, ambos también de Jalisco.

Por su trayectoria y formación militar, a Cienfuegos Zepeda se le identifica como una de las alas duras y conservadoras de las Fuerzas Armadas.

Compartir