Foto: Graciela López/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El diputado del Partido del Trabajo, Santiago González Soto, fue el encargado de presentar la iniciativa que ideó el presidente Andrés Manuel López Obrador, que prevé la desaparición de los fines de semana larga.

Esta iniciativa modifica el artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo para establecer que los descansos obligatorios se otorgarán en la fecha exacta del día festivo.

Una de las desventajas de los fines de semana largos es la pérdida de costumbre para conmemorar y celebrar los hechos históricos y los próceres, lo cual debilita el sentido de identidad nacional, de acuerdo con el legislador.

“Uno de los inconvenientes que se veía en la implantación al fin de semana largo era que se podría perder la costumbre de conmemorar y celebrar los hechos históricos y los próceres en la misma fecha en que ocurrieron, y con ello acabar con nuestro sentido de identidad nacional, ya de por sí maltrecho con el proceso de globalización mundial en el que nuestro país está inmerso”, se lee en el documento presentado.

Esta nueva ley tendría como obligatorio los descansos del 1 de enero, 5 de febrero, 21 de marzo, 1 de mayo, 16 de septiembre, 20 de noviembre, 1 de diciembre (cuando haya transmisión del poder Ejecutivo) y el 25 de diciembre.

El pasado 5 de febrero, el mandatario aseguró que buscaría eliminar los puentes para que la celebración se realizará el día exacto y se conservara la memoria histórica.

ES DE INTERÉS |

Compartir