Compartir

Redacción ejecentral

Por todos lados el presidente del PAN, Ricardo Anaya, se mete en problemas. Ya superó los conflictos con sus correligionarios, en el sentido no de resolverlos, sino de ampliarlos, por su terquedad, dicen, de querer seguir al frente del partido y desde ahí construir su candidatura presidencial, y se añadieron ahora problemas con el propio presidente Enrique Peña Nieto, porque una serie de compromisos que hizo para colaborar en la campaña para gobernador en el estado de México, los incumplió. Pero don Ricardo parece inamovible, lo que ha llevado a preguntarse a más de uno, en dónde se encuentra su fuente de poder. Dicen los que saben que por los rumbos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y en particular en la oficina de Luis Videgaray, quien es el pie en el cual se sostiene y el único, agregan los que saben, que ha impedido que el gobierno federal decida congelar a don Ricardo.

#TRASTIENDA Las golondrinas para Miranda

#TRASTIENDA Despidos en Sedesol 

#TRASTIENDA Se busca presidente del PRI 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir