Laura Borbolla

Hace un par de semanas, unos amigos y familiares que están trabajando en casa, me recomendaron un par de películas y series, todas contenidas en televisión de paga y plataformas digitales, entre ellas una que se llama «Pan y Circo». No soy crítica de televisión ni lo pretendo ser; sin embargo, me parece tan pertinente compartir algunas reflexiones derivadas de los temas que se aborda en la serie.

«Pan y Circo», se puede ver en Amazon Prime Video es una serie original de esa plataforma digital, consta de siete capítulos, en donde, la sinopsis dice: Diego Luna, cineasta y actor mexicano, comprueba que los temas más polémicos, relevantes del actual acontecer mundial se pueden conversar al compartir el pan, el vino con la finalidad de conocer y conversar sobre lo que ocurre y sobre todo el conocer otras realidades, discutir tan a fondo como se pueda, la dinámica consiste en tener seis invitadxs a la mesa, entre ellxs expertxs en temas como; “Identidad y Racismo”, “Migración”, “Cambio Climático”, “Legalización de la Marihuana”, “Covid-19”, “Violencia de Género” e “Interrupción del Embarazo”.

Es una producción muy cuidada, en la que el anfitrión a la comida o cena, de entrada les pide a todos que guarden sus celulares, en una caja “anti espionaje”, con la finalidad de que la conversación sea lo más profunda posible, en cada capítulo se tiene la participación de un cocinero distinto, con un menú especial y ad hoc a la temática del programa, los lugares en los que se realizan los capítulos, son espacios con un ambiente privado y  acorde a la problemática planteada en cada capítulo, para intentar al final encontrar el centro de la mesa, dice Diego Luna “aquel que nos pertenece a todas y todos”.

Cómo lo dice Diego Luna, “Las verdades dichas en la mesa, implican confrontación; pero conciliación, cariño y amistad también” Los Chefs ponen el pan y los invitados y el anfitrión el circo”, me parece una producción muy orgánica y equilibrada, que además de conocer los puntos de vista de funcionarios, activistas y expertos de cada tema, aporta información digna de reflexión, además de colocar un espejo frente al espectador, respecto de la formación o deformación de los conceptos.

Me encantaría que esta producción, no fuera sólo accesible para quien tiene esta plataforma digital, ya que las agendas de los medios masivos, es limitada para el análisis y la reflexión de problemas actuales, reales e inminentes, de forma y fondo deseo que se democratice su difusión.

Se que la realización de una serie así requiere, la suma de muchos esfuerzos y que tiene más de un año de haber sido iniciada su realización, me encantará ver una segunda y quizás infinito número de temporadas, con todo lo ocurrido en últimas fechas con tantas filtraciones a los medios de videos y audios, etc. Quizá podría llamarle “Poco Pan y Mucho Circo” o “Del Pan al Circo” que se aborden temas como: “Violencias y Paz” “De Estado de Derecho o De Chueco” “Fortaleza Institucional”, “Seguridad y Justicia”,  “Reforma Educativa”, “Economía Doméstica”, “Salud Mental”, “Agravió a las libertades”, “Políticxs y corrupción”, entre miles de tópicos de las sobremesas y charlas profundas, que se dan entre los amigos y familias en México, el formato invita a que a pesará de la sana distancia, se pueda dialogar de forma y de fondo.

Compartir