Compartir

Redacción ejecentral

«México progresa con justicia y paz social», aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador al iniciar su discurso con motivo de los primeros 100 días del tercer año de gobierno, el cual por primera vez se realizó en un lugar cerrado, pese a la pandemia de Covid-19.

Con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, Claudia Sheinbaum, Olga Sánchez Cordero y Tatiana Clouthier en las primeras filas, el presidente López Obrador aseguró que la fórmula de gobernar con honradez y honestidad funciona incluso en tiempos de crisis.

Durante su discurso, el presidente López Obrador aceptó que durante su gobierno se han presentado aumentos en dos delitos, uno de ellos el feminicidio con alza de 8.5 por ciento y la extorsión, con incremento de 21 por ciento.

En lo que respecta al robo de combustible, enfatizó que presenta una baja de 95 por ciento; los homicidios se redujeron 1.6 por ciento; el robo e vehículos 40 por ciento y el secuestro 38 por ciento.

Subrayó que de los delitos considerados como de mayor impacto, sólo el feminicidio y la extorsión han crecido.

Aprovechó para destacar que las fuerzas federales ya no se ven involucradas en actos de tortura, ni ejecuciones extrajudiciales «como ocurría antes».

En ese sentido, destacó la importancia de la Guardia Nacional, corporación que está conformada por 100 mil elementos que operan en 157 cuarteles de todo el país.

Elogios y agradecimientos a las Fuerzas Armadas

El presidente destacó la participación de la Secretaría de Defensa y de Marina, sin cuya entrega, aseguró, «no tendríamos los mismos resultados en seguridad, desarrollo y bienestar».

Señaló que el personal militar colabora en el resguardo de instalaciones estratégicas, coadyuvan en evitar el robo de combustible, se evita el contrabando, se persigue la corrupción en puertos y se defiende la soberanía, se protege a migrantes y ayudan en la construcción de obras de infraestructura.

Además, de que las Fuerzas Armadas permiten hacer frente a la delincuencia y colaboran en la reconstrucción de la paz y seguridad en las zonas más afectadas del país.

Abundó que su participación ha sido «fundamental» para atender la pandemia, para la construcción del Tren Maya, el nuevo Aeropuerto de Tulum y el Felipe Ángeles de Santa Lucía».

«Sin duda no habríamos podido enfrentar a la delincuencia, y garantizar la seguridad de los ciudadanos con la extinta Policía Federal, que estaba podrida casi por entero. Como lo prueba el hecho de que uno de los anteriores secretarios de Seguridad Pública permanece en la cárcel en Estados Unidos acusado de asociación delictuosa y lavado de dinero».

Rechazó las acusaciones de militarización, las cuales, dijo, son infundadas y carecen de buena fe. Refirió que no se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan guerra con nadie, que violen las leyes, que coarten las libertades ni que se involucren en acciones represivas y violatorias de derechos humanos.

«Reitero mi reconocimiento a esas dos importantes instituciones del Estado Mexicano, la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa nacional. Gracias Almirante José Rafael Ojeda Durán; gracias general Luis Cresencio Sandoval González».

Desigualdad Social

Tras hacer un llamado para no olvidar el pasado, pues sus enseñanzas son la base para edificar un mejor porvenir, el presidente López Obrador recordó que se han realizado tres actos, uno de ellos para honrar la resistencia indígena, en donde además se condenó el racismo.

Posteriormente, lamentó que exista en el país “mucha pobreza” y reconoció que aún falta alcanzar el objetivo central de vivir en una sociedad mejor, más fraterna, con más igualdad, justicia, democracia y libertades.

“Libre de las rémoras del clasismo, de la discriminación y del racismo, pero hacia allá vamos, en búsca de esa maravillosa utopía, de ese fecundo y bello ideal de ser felices por estar bien con nosotros mismos, con nuestra conciencia y con el prójimo”.

Finanzas Sanas

El primer tema que tocó el presidente fue en torno a las finanzas en el país, sobre las cuales, destacó, son sanas. Detalló que durante su gestión no se ha aprobado deuda adicional, no se han aumentado impuestos ni se han incrementados precios de gasolina, diésel, gas y electricidad por encima de la inflación.

Señaló también que el peso no ha sufrido devaluaciones, y la inflación se encuentra controlada.

Apuntó que los ahorros por no permitir la corrupción ni hacer un gobierno de privilegios evita realizar gastos superfluos. En ese sentido, indicó que la política de cero corrupción ha permitido «hacer más por menos», pues se han ahorrado «cientos de miles de millones de pesos».

El presidente indicó que los ahorros han permitido financiar los programas de Bienestar, como los apoyos a adultos mayores, a personas con discapacidad, becas a alumnos, el mejoramiento de viviendas y la entrega de créditos a la palabra.

También, mencionó, han permitido adquirir vacunas y rescatar al campo, en donde se entregan apoyos a productores para sembrar, además de que se les entregan fertilizantes de manera gratuita. CJG

Compartir