Compartir

Redacción ejecentral

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo afirmó que mujeres que laboran en clínicas y hospitales no pararán, debido a que esto significaría dejar sin atención a miles de pacientes.

Si bien dijo ser solidario con el movimiento feminista, Zoé Robles aseguró que, de sumarse al paro programado para el próximo 9 de marzo, “cerca de 250 mil consultas de especialidad que ya están programas no se podrían realizar”.

El funcionario aseguró que para todas aquellas mujeres que laboren en el área administrativa del IMSS, la dependencia adoptará las medidas anunciadas por el Gobierno federal, es decir, que si las trabajadoras se suman a la huelga, no habrá represalias.

De acuerdo con Robledo Aburto, enfermeras y médicas le han manifestado su interés por laborar el 9 de marzo, “están acudiendo a su labor porque saben que sería una afectación (…) qué haríamos con mil 500 partos un día que simplemente no hubiera personal?”.

Zoé Robledo aseguró que de sumarse al paro, el IMSS no podría atender 250 mil consultas de especialidad, cerca de 25 mil cirugías y cinco trasplantes de órganos para mujeres, a lo que se suma el cierre de guarderías, la falta de personal para atender más de mil partos, 13 mil mastografías y 40 mil estudios de cáncer cervicouterino y 85 mil más, de mama.

Y es que, de acuerdo con el director del IMSS, cerca del 60 por ciento de los derechohabientes de esta institución son mujeres, mientras que su personal está constituido aproximadamente por el mismo porcentaje de mujeres. CJG

ES DE INTERÉS |

Paro nacional de mujeres enfrenta a dos generaciones

México perdería 26 mmdp por paro nacional de mujeres

Mujeres zapatistas se suman al paro nacional

Tigres se suma al paro nacional de mujeres

Dependencias de la 4T se suman al paro nacional de mujeres

Chivas y Bravas se unen al paro nacional de mujeres

Compartir