Compartir

Redacción ejecentral

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) resolvió este viernes posponer partes del proceso de revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador debido a la falta de presupuesto.

Con seis votos a favor y cinco en contra, fue aprobado el proyecto de resolución del consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, por lo que el proceso de revocación impulsado por el mandatario federal queda detenido en tanto se pronuncian la Suprema Corte de Justicia de la Nación o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El INE pidió una ampliación presupuestal por 2 mil 300 millones de pesos, que es el monto faltante para la realización de la consulta. 

El consejero electoral Ciro Murayama criticó: “nos dirán: abaraten el ejercicio y no pasa nada. Pero sí pasa; hacer procesos electorales por fuera de los estándares legales constitucionales no es una salida válida”

Y remató: “No nos pidan que hagamos remedos de elecciones, aquí cumplimos la Constitución, no caprichos del gobierno en turno”.

El Instituto Nacional Electoral no sólo aplazó el proceso de revocación de mandato para después del 10 de abril, sino que, también vigilará que no se usen firmas apócrifas. En el proyecto de resolución presentado por el consejero presidente Lorenzo Córdova, cuya discusión se extendió por más de tres horas, se determinó supervisar la entrega de las firmas presentadas por los simpatizantes.

“Pedirle al Instituto Nacional Electoral que verifique que la autenticidad de las firmas que se presentan e informe pormenorizadamente de la validez que en ellas se constriñen”, solicitó Juan Castro Rendón, representante de Movimiento Ciudadano (MC).

Esta petición también fue replicada por los consejeros electorales ante las inconsistencias observadas durante la acreditación de las rúbricas presentadas por los simpatizantes.

En tanto, Víctor Sondón Saavedra, representante del Partido Acción Nacional (PAN), criticó que los simpatizantes usan el discurso de ratificación de mandato para obtener el apoyo de los ciudadanos, cuando se trata del cese.

“La intención del gobierno y sus dependencias partidistas ha sido desvirtuar este ejercicio ciudadano y que tiene la intención clara, de acuerdo con el texto constitucional, y es el reprochar el mal ejercicio del gobierno, y no como lo han venido planteando como una ratificación. ¡No señores!, es una revocación de mandato”, reprochó. 

“Es una pena que la cerrazón y el discurso demagógico nos coloquen en esta situación, en la que una vez más la democracia puede estar en riesgo por caprichos y de intereses por mezquinos”, dijo.

Ángel Ávila Guerrero, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), criticó que, ante el recorte presupuestal del INE, se intente realizar un proceso sin dinero.

“El partido político Morena y el presidente de la República quieren un proceso de revocación de mandato similar a la consulta ‘patito’ que hicieron para echar atrás el proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco”, dijo.

La votación del proyecto estuvo cerrada: se aprobó por seis votos a favor y cinco en contra.  

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir