Compartir

Bet Birai Nieto

Las drásticas medidas sanitarias aplicadas por los gobiernos en todo el mundo para mitigar los contagios por la Covid-19 trajeron consigo la decisión de gobiernos para cesar las actividades económicas y limitaran el desplazamiento de los ciudadanos. 

De acuerdo con un estudio elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) el deterioro de la demanda externa del primer trimestre de este año, el valor agregado de actividades económicas en la industria manufacturera, la construcción y el comercio se vio fuertemente afectado, lo que provocó fluctuaciones en los índices de inflación. 

›Al cierre de junio de 2020, en total 23 países de la región registraron una inflación interanual inferior al 3%, es decir cuatro países más que en junio de 2019. Este es el mayor número de naciones con una inflación menor al 3% en junio desde 2006. 

Esto indica que la mayoría de las economías de la región se encuentran en niveles de inflación históricamente bajos.

Así, durante los primeros seis meses de 2020 la inflación se ha reducido a un ritmo mayor, principalmente desde marzo, cuando la pandemia por la Covid-19 impactó el continente. Entre diciembre de 2019 y junio de 2020 la inflación promedio regional se redujo 1-0%, aunque se registraron caídas en 22 países, siendo la cifra promedio (sin contar a Venezuela) de 1.2 puntos porcentuales. 

De acuerdo con el estudio, en nueve naciones, el aumento de los precios se aceleró un promedio de 2,6 puntos porcentuales; este valor se ve muy afectado por el alza de más de 20 puntos porcentuales en la inflación de Surinam en los primeros seis meses de 2020.

Pero el estudio también encontró tres casos preocupantes, pues Argentina, Haití́ y Venezuela destacan por la aceleración de la inflación en 2019, especialmente en los dos primeros países. En cuanto a la situación de Argentina el documento refiere que pasó de un 47.1% en 2018 a un 52.9% en 2019, y en el caso de Haití́, saltó de un 16.5% a 20.8% en el mismo lapso.

Compartir