Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Quienes conocen bien al fiscal Alejandro Gertz Manero aseguran que no le cayó nada bien que los padres de los normalistas cuestionaran las investigaciones del jefe de la Unidad especial para el caso, Omar Gómez Trejo, no sólo porque se rehúsan a aceptar que los restos encontrados en la llamada nueva investigación son de otro de los jóvenes normalistas, Christian Alfonso Rodríguez, y porque exigen que se investigue a los líderes de la Normal de Ayotzinapa que llevaron a sus hijos a Iguala sin autorización y de quienes hay pruebas que podrían estar vinculados en temas de drogas, pero no les han respondido; sino porque al fiscal le aseguraron que al nombrar a don Omar las cosas serían más fáciles, porque tenía excelente relación con los papás, pero lo cierto es que no confían en él.

Compartir