Foto: @MarkoCortes

Compartir

Redacción ejecentral

La iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, pone en riesgo el T-MEC por favorecer un monopolio estatal y provocará que las y los mexicanos paguen más por el consumo de luz en sus casas, aseguró el presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza.

En un comunicado, el panista señaló que el mandatario federal incumplió su palabra de que no modificaría las reglas en el sector energético en la primera mitad del sexenio, mucho menos sobre las inversiones ya realizadas.

“Gracias a la propuesta del gobierno morenista, las y los mexicanos vamos a pagar más por la electricidad de nuestras casas. Esto afectará significativamente la economía familiar, sobre todo de los más pobres. Además, es inconstitucional, porque quieren convertir a la Comisión Federal de Electricidad en un monopolio del Estado. A nivel internacional, México perderá cualquier credibilidad para atraer inversiones y habrá pérdidas millonarias para las empresas que invirtieron en proyectos de generación de energía eléctrica, con la consecuente pérdida de empleos debido a que muchos contratos podrían ser revocados”, refirió.

Advirtió que el argumento del gobierno de que la reforma energética de 2013 privatizó al sector, es engañoso, pues nunca hubo una “privatización” de la industria eléctrica y jamás se vendió algún activo de CFE a un particular.

Cortés Mendoza detalló que la figura de Productores Independientes de Energía (PIE) se creó porque la CFE no tenía recursos para invertir en plantas eléctricas y que por 20 años éstas fueron las mejores plantas de México, porque hicieron funciones de maquila.

Señaló, que de concretarse la «mala propuesta del gobierno morenista», se generarán cuatro grandes males a nuestro país: aumento en el precio de la luz, la necesidad de mayor subsidio gubernamental, más pérdida de empleos y una mayor contaminación del medio ambiente.

Además, dijo que es absurdo que el gobierno diga que las energías renovables generan problemas de intermitencia, ya que países como Islandia depende 100 por ciento de energías renovables, Noruega en 98 por ciento, Kenia en 70 por ciento, mientras que Uruguay, Suecia y Alemania también van hacia esa dirección.

“Lamentablemente, en materia energética, el gobierno de López Obrador es regresivo, ya que va para atrás como los cangrejos. Las hidroeléctricas de CFE también son intermitentes porque no hay suficiente agua en los embalses.

Esto lo podemos verificar en las hidroeléctricas El Cajón, La Yesca y Aguamilpa, donde no hay agua suficiente para la generación constante de electricidad. Lo más grave es que una planta que quema combustóleo no sólo contamina brutalmente, sino que además ofrece energía 5 veces más cara que la limpia”, agregó.

“En Acción Nacional rechazamos con firmeza este nuevo atentado contra la economía familiar y nuestro medio ambiente, anunciamos que propondremos se subsidien paneles solares para la auto generación en vivienda, que defenderemos con todo el derecho a consumir energía eléctrica limpia y más barata”, sentenció.

ES DE INTERÉS |

Reforma eléctrica de AMLO atenta contra el T-MEC: EU

AF pide a diputados y senadores rechazar reforma eléctrica de AMLO

PRI amaga con acudir a la SCJN por reforma a Industria Eléctrica

Compartir