Gabriela Sotomayor

El presidente Andrés Manuel López Obrador se quitó la careta de humanista y se pronunció en contra de los principios fundamentales de Naciones Unidas emanados de la Declaración Universal de Derechos Humanos, columna vertebral de este sistema que nació de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial bajo la promesa de no repetir atrocidades como la del Holocausto.

“¿Qué hizo el neoliberalismo o quienes lo diseñaron para su beneficio? Una de las cosas que promovieron en el mundo para poder saquear a sus anchas fue crear o impulsar los llamados nuevos derechos. Entonces, se alentó mucho, incluso por ellos mismos, el feminismo, el ecologismo, la defensa de los derechos humanos, la protección de los animales”, disparó AMLO con pistola en boca.

Con razón José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, calificó de “desquiciamiento total” lo que dijo AMLO.

Recordemos que la Declaración Universal de los Derechos Humanos fue adoptada por la Asamblea General de la ONU el 10 de diciembre de 1948 y contó con el voto de México. Los derechos humanos no son nada nuevos.

AMLO está en contra del feminismo, ecologismo y de todo lo que tenga que ver con derechos humanos. Los defensores de esas causas son una runfla de saqueadores.

“El propósito era crear o impulsar, desarrollar todas estas nuevas causas para que no reparáramos, para que no volteáramos a ver que estaban saqueando al mundo y que el tema de la desigualdad en lo económico y en lo social quedara afuera del centro del debate. Por eso no se hablaba de corrupción, se dejó de hablar de explotación, de opresión, de clasismo, de racismo”, dijo AMLO.

Esto no es verdad. Los Comités de la ONU encargados de salvaguardar el cumplimiento de tratados internacionales no han dejado de hablar de discriminación, ni racismo, opresión, ni clasismo.

Sendas críticas y recomendaciones le han hecho al país expertos de Comités que velan por el cumplimiento de la Convención de la Eliminación de Discriminación Racial; la Convención contra la Tortura; contra la Desaparición Forzada, la de los Derechos del Niño, la de los Migrantes, entre otros tratados y convenios que velan por los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

Que nadie sea llamado a engaño. Los derechos humanos se le atraviesan al presidente. Si dependiera de AMLO no habría firmado la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (1979). Es feminista.

AMLO es selectivo en los derechos que defiende y que le sirven en campaña. Defender a los pobres siempre trae votos.

Y luego insistió en que “agencias internacionales’’ que “apoyaban el modelo neoliberal” siguen financiando a grupos ambientalistas y defensores para cuestionar la obra de su gobierno.

Pensará que el Consejo de Derechos Humanos es un traidor porque acaba de reconocer que el derecho a un ambiente sano “es un derecho humano”. Es muy fácil descalificar a los ambientalistas para darle rienda suelta a la contrarreforma eléctrica, a las refinerías, al Tren Maya y aún no son claras las promesas que asumirá el país en el marco del Acuerdo de París.

Más de cien jefes de Estado reunidos en la COP26 y México representado a nivel de Subsecretaría. Qué ridículo está haciendo AMLO con su pronunciada ausencia en estos foros. Es un presidente chiquito que prefiere aislarse y exhibir una gran pobreza diplomática.

Para taparle el ojo al macho, AMLO visitará la ONU aprovechando la presidencia temporal de México en el Consejo de Seguridad y hablará de corrupción.

Seguramente presumirá su intervención para que su base piense que no los ha traicionado. Pero antes de emprender el viaje a Nueva York y reunirse con el secretario general de la ONU António Guterres, el tabasqueño ya le mentó la madre con sus dichos y descalificaciones.

AMLO se hunde en declaraciones desquiciadas que atacan los principios universales y surgen las preguntas: ¿A qué va AMLO a la ONU? ¿A denostarla por ser un organismo neoliberal que defiende los “nuevos derechos”? La ONU no es perfecta, comete errores, pero en el concierto de las naciones y en la escena multilateral pues es lo que hay. No hay de otra.

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir