Foto: AFP

Compartir

AFP

Decenas de miles de personas salieron el sábado a la calle en Jabarovsk, en el extremo oriente ruso, para apoyar a su gobernador, acusado de asesinatos, en una de las protestas de la oposición más grandes jamás organizadas en la región.

Serguéi Furgal, de 50 años, fue arrestado el jueves y puesto en detención provisional hasta septiembre a la espera de juicio. Es sospechoso de haber organizado el asesinato de varios empresarios hace 15 años, acusaciones que él desmiente totalmente.

Su partido, la formación nacionalista LDPR, decidió respaldar al dirigente y el sábado dijo que unas «35.000 personas salieron a la calle» en Jabarovsk para protestar contra su arresto.

La marcha, que según varias fuentes congregó entre 10.000 y 40.000 participantes, tuvo claros tintes anti-Kremlin y la gente coreaba eslóganes contra el presidente Vladimir Putin.

Furgal, exmédico, empresario y diputado del Parlamento ruso, fue elegido en 2018 como gobernador de la región de Jabarovsk con casi el 70% de los votos, superando al candidato de Rusia Unida, el partido de Putin. 

La página web de información local DVHab.ru informó de la concentración «más grande de la historia de Jabarovsk», y señaló que la protesta llegó a bloquear el tráfico en esta ciudad de más de 60.000 habitantes.

Los manifestantes gritaban «Libertad», «¡Moscú, fuera!» y «Serguéi Furgal es nuestra elección», según imágenes difundidas por la web.

Según esta página, había entre 20.000 y 30.000 manifestantes. La policía dio una estimación entre 10.000 y 12.000 y la oficina local de los partidarios de Alexéi Navalni, principal opositor al Kremlin, mencionaron 40.000.

En su cuenta Instagram, Navalny se congratuló por esta situación «única» en la historia del extremo oriente ruso. «Estoy orgulloso de mis compatriotas, que han salido a la calle para pedir elecciones honestas, justicia y el derecho a elegir a sus representantes», afirmó.

Manifestaciones de la oposición de este alcance sólo se producen normalmente en Moscú o San Petersburgo.

También se llevaron a cabo otras acciones de protesta en otras ciudades más pequeñas de la región.

Hasta el sábado, más de 40.000 personas habían firmado un petición en línea en apoyo al gobernador.

Compartir