Compartir

AFP

Fremont. El constructor estadounidense de vehículos eléctricos Tesla entregó los primeros ejemplares de su esperado Model 3 la noche del viernes, un auto más barato que otros modelos y destinado a llegar al gran público.

El propietario de la empresa, el multimillonario Elon Musk, llegó al acto celebrado en sus instalaciones de Freemont, cerca de la ciudad estadounidense de San Francisco, a bordo de un ejemplar rojo, repleto de luces y bajo los sonoros aplausos de sus empleados.

Foto: @TeslaMotors

Foto: @TeslaMotors

«Es un coche increíble. Hemos vigilado hasta el más mínimo detalle», aseguró.

Los primeros autos comprados, por 30 trabajadores de Tesla, recibieron las llaves de sus vehículos y se tomaron la foto de rigor para celebrar el acontecimiento.

«Produciremos automóviles lo más rápido posible», prometió Musk. Está previsto que los Model 3 lleguen a los concesionarios en el otoño.

Aunque su diseño es similar al Model S, es más pequeño, más simple y cuesta la mitad: alrededor de 35 mil dólares para el modelo básico, con una autonomía de 350 km.

Como el S y el X, el 3 es totalmente eléctrico y tiene un sistema de piloto automático que le convierte parcialmente en autónomo.

Foto: @TeslaMotors

Foto: @TeslaMotors

Para abaratar el precio, Tesla usó menos aluminio y más acero, además de eliminar algunos elementos; por ejemplo, el Model 3 sólo tiene una pantalla de mandos a la derecha del volante, mientras que el S tiene dos.

La empresa calcula que producirá de forma progresiva 5 mil modelos por semana a finales de año.
«Es un desafío, pero estoy contento», subrayó Musk, quien señaló que ya ha recibido medio millón de reservas, sobre todo en Estados Unidos.

El Model 3 representa una etapa esencial en las ambiciones del empresario, que quiere convertir Tesla en un constructor automovilístico de serie.

De acuerdo a las proyecciones, la empresa ha vendido en los seis primeros meses de 2017 entre 47 mil y 50 mil coches.

Con el Model 3, espera alcanzar los 500 mil vehículos vendidos en 2018 y el millón de aquí a 2020.

Los Tesla combinan dos aspectos considerados clave para el futuro de los automóviles, en los que trabajan la mayoría de constructores pero también gigantes informáticos como Google o Apple.

El analista Gene Munster, de la firma Loup Ventures, considera de hecho que Tesla es el Apple del automóvil: «Un día compararemos el lanzamiento del Model 3 al del iPhone, que provocó una revolución en la tecnología móvil».

El alcance empresarial de Musk no termina en los coches: también invierte en energía solar con la compañía SolarCity, y en la conquista del espacia a través de SpaceX. En los últimos tiempos también le ha empezado a dedicar tiempo a las baterías para casas.

Su trayectoria le sitúa por otro lado a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático (Foto: Tesla.com). MR

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir