Oscar Moha

La trata de mujeres y niños en México no tiene fin, se hace cada día más difícil de sancionar por la habilidad y el poderío económico de quienes manejan el negocio. Las Asociaciones Religiosas han servido como alicientes espirituales-sociales para las mujeres que han decidido denunciar y salir de la red en lugares turísticos y de pornografía infantil como Tijuana (Baja California); Ciudad Juárez (Chihuahua); Cancún (Quintana Roo); Acapulco (Guerrero); Oaxaca (Oaxaca); Ciudad Sahagún (Hidalgo); y Ecatepec (Estado de México), donde niños y niñas de todas las edades llegan a los templos en busca de refugio seguro.

Cada semana los Ministros de Culto reciben testimonios de mujeres -casi niñas- que llegan desde Centro y Sudamérica tratando de huir hacia a Estados Unidos, pero son enganchadas por “empresarios” de la pornografía y la prostitución que las enganchan para “exprimirlas” usándolas para fines sexuales, como el caso de “Elia” que asiste a un templo en el Estado de Hidalgo desde hace 2 años. Llegó a nuestro país cuando apenas tenía 14 y se hizo amiga de “Adán”, un tratante que se disfrazó de “pastor cristiano” y resultó ser uno de los líderes de la mafia de pederastas cobijados por autoridades de todos los niveles.

Elia llegó con su mamá “Raquel”, y su tío “David”, como inmigrantes, procedentes de Honduras. Profesaban la fe evangélica y por ello se refugiaron en un templo que encontraron por su paso en Hidalgo. Ahí conocieron al pseudopastor “Adán”, quien les dijo que “Elia” tenía dos demonios, por lo que debía pasar la noche con él para poder “liberarla” con oraciones y ayunos. La obligó a tomarse fotos desnuda, las cuales vendió en sus redes a consumidores internacionales. A los pocos días, les hizo creer a sus familiares que “por decisión de ella misma” se casarían “por mandato de Dios para que ambos pastorearan una gran iglesia” en esa entidad.

A sus 14 años comenzó a recibir amenazas de muerte de su explotador y quedó embarazada cuando él la obligaba a tener relaciones sexuales con los traileros que pasan diariamente por el corredor de Cuidad Sahagún y van hacia la frontera norte y compran los favores de menores de edad que son “las más cotizadas”. Ella recuerda que tenía hasta 10 parejas en un solo día, aún con dos meses de gestación, por lo que finalmente abortó amenazada por “Adán”.

En el 2016, la Policía Cibernética de México logró la captura de una banda internacional de pederastas. Encontraron en la lista de consumidores incluso a Ministros de Culto no sólo de México sino de países como Francia, Marruecos, España, Bélgica, Irlanda y Colombia. En las computadoras incautadas estaban las fotos de “Elia”. Ella logró huir a la ciudad de Pachuca y estuvo más de un año en Actopan escondida en la casa de laicos de una Iglesia Evangélica, donde pudo conseguir documentación que hoy la acredita como una ciudadana mexicana, olvidando un pasado de terror que le enseñó que la impunidad en México es similar a donde ella nació, o peor. Y es que Elia asegura que “Adán” sigue operando en Hidalgo, pero ahora con otro nombre, bajo el amparo de sus amistades, quienes a su vez abusan de niñas que vienen de otros países, o de aquí mismo.

Los Ministros de Culto prefieren guardar el anonimato cuando un caso como el de Elia llega a sus Iglesias porque saben que una denuncia sería atentar contra su integridad y la de las niñas que buscan refugio. Saben que el primer lugar en el mundo en consumo de pornografía infantil lo ocupa México por la corrupción e impunidad que hay en todos los niveles de gobierno y que según pastores y sacerdotes de otras naciones, sobre todo de Estados Unidos, les informan que aquí se ofrece el turismo sexual infantil de manera abierta e impune.

Para tratar este y otros asunto ya se organizan pastores y laicos con miras a una reunión con el nuevo Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, a quien le tienen un expediente bien documentado de los casos que conocen en espera de que esta documentación no salga de su oficina, como ha sucedido con otros funcionarios del pasado en estados como Veracruz, Tamaulipas y Oaxaca. Hasta la vida les andaba costando a los cristianos por andar denunciado con nombres y lugares a los pederastas que tenían nexos con autoridades policiacas y que fingieron investigar a las bandas.

PALABRA DE HONOR: Janine Otálora Malassis renunció a su cargo como Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por razones personales, éticas, políticas. Otros opinan que la presionaron (¿desde Puebla?) y que no se prestó al manoseo de resultados electorales. O a recibir una línea para resolver asunto que sólo competen a ese Poder. Desde la Cámara de Diputados la exhortaron a que presente argumentos o denuncias ante la autoridad y que se clarifique su decisión personal, ética y política, lo que seguramente no sucederá.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir