Compartir

Elizabeth Hernández

La región de América Latina no cuenta con la infraestructura necesaria para la distribución en cadena ultrafría —con temperaturas por debajo de los -80 grados centígrados— que requieren todas las vacunas que utilizan tecnología de ARN mensajero, como es el caso de la desarrollada por Pfizer y BioNTech, esto según informe presentado por la empresa DHL a través del Foro Económico Mundial.

El reporte de la empresa alemana afirma que la viabilidad para cumplir con la logística de distribución que requiere esta vacuna en México es baja; de hecho, de los países de la región, sólo Chile y Panamá cuentan con una posibilidad media para desarrollar esta tarea, mientras que Venezuela, Bolivia, Guatemala y Belice tienen el peor escenario del continente.

Como parte del desarrollo de la vacuna, Pfizer también anunció la creación de contenedores especiales para poder transportar estas dosis; sin embargo, el estudio de DHL demuestra que esto puede funcionar en 25 países que tienen sistemas logísticos más avanzados, pero que en regiones como América Latina, África y Asia no hay condiciones para implementar un método de distribución de cadena ultra fría.

›Otro de los retos de la vacuna desarrollada por Pfizer es que requiere de dos dosis separadas por 28 días, lo que implica una doble logística por cada persona que reciba este tratamiento; además, la vida útil de este fármaco fuera de la cadena ultra fría es de 5 días a temperaturas que no superen los 8 grados centígrados, lo que representa un reto extra en países con climas cálidos como México.

Aunque la producción de esta vacuna se dará principalmente en países con infraestructura necesaria para una distribución moderna y controlada, esto no garantiza que el abastecimiento de estas dosis pueda ser igual de oportuno incluso en zonas dentro de estas naciones, así lo demuestra un estudio del portal ProPublica reporta que buena parte de las entidades en Estados Unidos no cuenta con un plan para lograr la repartición óptima de este fármaco. 

Compartir