Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Al menos cinco mil personas que viven dentro del polígono donde se construirá el Aeropuerto de Santa Lucía están en riesgo de perder calidad de vida, alertó la Academia Mexicana de Impacto Ambiental (AMIA).

Tras advertir que el resolutivo de impacto ambiental que autorizó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la construcción de la terminal no establece medidas de mitigación que protejan a la población del impacto de las emisiones atmosféricas y sonoras, Magdalena Colunga García-Marín, vicepresidenta de la AMIA, dijo que el impacto del ruido derivado de las operaciones aeroportuarias, amenazan a las comunidades aledañas a las pistas del nuevo Aeropuerto.

En un encuentro con integrantes de la AMIA, la bióloga realizó un análisis del resolutivo de impacto ambiental.

«No se difunde, no se hace público que la construcción del Aeropuerto requiere demoler instalaciones como viviendas, censos, escuelas que están dentro del polígono del Aeropuerto que se van a tener que reubicar con un costo que no es detallado ni tampoco se evalúa el riesgo que puede significar que cinco mil personas vivan dentro del polígono del nuevo Aeropuerto», explicó.

«Tampoco dan medidas de mitigación para el ruido y esto afecta a la población que está asentada a las cabeceras de las pistas».

Respecto a la infraestructura que sí se proyecta construir, Colunga García-Marín reprobó la operación de una planta de tratamiento de residuos al interior de la nueva terminal, porque eso significa un sitio atractivo para fauna nociva como ratas, ratones, y esto nos atrae la presencia de aves dentro del Aeropuerto.

Además, señaló que no consideró una rehabilitación de todos los cuerpos de agua aledaños que podrían servir para el reposo de aves playeras. (Con información de Reforma) NM

Compartir