Encuestas pétreas, pero votar cuenta

22 de Junio de 2024

Luis M Cruz
Luis M Cruz

Encuestas pétreas, pero votar cuenta

luis m cruz

1.

A 20 días de las elecciones, las campañas no tienen otra que acelerar. Increíble, pero los números petrificados de las encuestas parecieran estar midiendo el efecto hipnótico de la propaganda para impulsar el marketing de un producto electoral, sin reflejar lo que pudiera estar sucediendo en el ánimo siempre volátil de las personas.

2.

Nate Silver, el célebre estadístico estadounidense, autor de La Señal y el Ruido, por qué muchas predicciones fallan y director del portal de estudios político-electorales FiveThirtyEight, analiza causas de los constantes errores de las encuestas en todas partes, que suelen tornarse más en instrumentos de propaganda que de predicción de resultados. Entre estos supuestos destaca el diseño “tramposo” de la muestra; el incremento y manipulación de la “no respuesta”, altísimo en la actualidad; el elevado costo de los estudios demoscópicos, lo cual lleva a suplantarlos por sondeos automatizados, pero de menor calidad; las dificultades para levantar opiniones en domicilio, vía celular o mediante redes sociales, además de la vetustez de los modelos de predicción que fueron útiles antes pero ahora ya no lo son tanto. Peor aún, Silver describe también la falsificación de encuestas o la práctica de simple y sencillamente inventar los datos, pues en la marejada general, es imposible supervisarlos.

3.

De ahí que conforme al manual básico de campaña, la candidata oficialmente puntera buscará acelerar para mantener la ventaja o no perder demasiada; la candidatura de oposición echará su resto para motivar la mayor participación y lograr el vuelco, en tanto que el tercero en discordia seguirá bailando y cantando en pos del voto inútil que divide el potencial opositor. Desde luego, el Palacio Nacional podrá seguir con esa inusual injerencia que la autoridad electoral permite no obstante que la Constitución obliga a limitar. Entretanto, se atravesó el 10 de mayo, fiesta nacional de las Madres y ambas candidatas lo son; luego el 15 viene el Día de los Maestros, siempre combativos en pos de democracia sindical y más salario, y muy significativos en el interior del país por lo que representa el liderazgo social magisterial; puntualmente, otra marcha ciudadana de la “marea rosa” ha sido convocada para el mismo domingo 19 en que se realizará el tercer debate, con temas trascendentales en democracia, migración y seguridad, en los cuales la exigencia civil ha sido mayor. Tras ello, seguirán 10 días más de contrastes y el stop del 29, tres días de reflexión y a votar el 2 de junio. Si el voto es libre, copioso y bien razonado, habrá varias sorpresas.

4.

Es sabido que los estados harán la diferencia, al ser donde se viven y padecen más intensamente la inseguridad, la carestía, la migración y los pésimos servicios públicos de todo tipo. Tan sólo en las nueve entidades en donde se elige gobernador, la expectativa demoscópica es que Morena y aliados ganen Chiapas y Tabasco; el PAN por sí solo podría ganar Guanajuato y Yucatán, más aun, yendo en la Alianza por México; Jalisco es para MC, mientras que el PRI puede ganar también desde la alianza Morelos y Veracruz, en tanto que la Ciudad de México y Puebla corren parejeras con posibilidades crecientes para la oposición.

5.

Es inexplicable que ante la intensidad de las campañas, las encuestas parecieran estáticas, petrificadas, independientemente de lo que sucede en el escenario, como si no existieran tensiones o emociones. No hay manera de sostener estadística y políticamente que la candidatura del régimen levante más preferencias que la medición de popularidad del Presidente, cuya transferencia en la sucesión nunca sucede de manera perfecta. Si la medición de aprobación presidencial está en 53%, según el tracking poll diario de Consulta Mitofsky, ¿cómo es que algunas preferencias están por arriba de 60 por ciento? Definitivamente votar es lo único que cuenta. Las elecciones nunca son un mero trámite.

Te Recomendamos: