Último debate: prueba de fuego

18 de Junio de 2024

Nostradamus III
Nostradamus III

Último debate: prueba de fuego

Nostradamus III

A unos días de la celebración del último debate previo a las elecciones presidenciales del 2 de junio, los dados están echados y las candidatas seguramente se presentarán y pondrán su resto en la mesa.

¿Será un debate de propuestas o se mantendrá la inercia que hemos visto no solamente en los dos debates presidenciales previos, sino también en los debates que se han sostenido para otras candidaturas en municipios, alcaldías y gobiernos de los estados?

La pregunta es inocente, puesto que no se necesita ser adivino ni politólogo para anticipar que vendrán señalamientos, acusaciones, reclamos, y hasta malos chistes en este último y definitivo debate.

A pesar de ello, el tono de las discusiones nos dejará ver por momentos algunos detalles que sí son importantes frente a la elección y que constituyen materia prima elemental para la toma de decisiones de los electores.

Seguramente faltará tiempo y se le dedicará poco espacio a la presentación de propuestas y la viabilidad de las mismas, para cederle el lugar a la confrontación y al intercambio de acusaciones. Pero aún frente a ese fenómeno carente de propuestas será posible detectar atisbos del carácter de las candidatas.

Claudia Sheinbaum por un lado saldrá a afirmar que el país ya decidió y el 2 de junio lo único que sucederá es una confirmación de las preferencias que casi de manera unánime han señalado las encuestas que la ubican como favorita.

Por su parte, Xóchitl Gálvez seguramente aprovechará que la seguridad es un tema central del debate y de la vida nacional para hacer críticas importantes a la estrategia de “abrazos y no balazos”, y buscará presionar a su contrincante para que responda a la disyuntiva de defender a capa y espada la estrategia imperante o adoptar una posición más serena y balanceada.

Ah… y Álvarez Máynez, seguramente tratará de llamar la atención diciendo que él sí tiene propuestas o tarareando sus tonadas virales.

El punto es que, ante la falta de información sobre el contenido técnico de las ofertas de campaña, seguramente tendremos oportunidad de ver si las demostraciones de carácter de las candidatas alcanzarán para generar la impresión de que piensan por sí mismas y que en su momento actuarán libres de presiones de los hombres que las rodean.

En los Pasillos del Palacio y en las sedes del PRI y el PAN estarán muy atentos de las lecturas entre líneas. Veremos.

Te Recomendamos: