Compartir

Redacción ejecentral

Tras darse a conocer que la directora general de Auditoría Forense de la ASF, Muna Dora Buchahin, fue despedida por presuntamente documentar desvíos importantes de dinero en diversas dependencias gubernamentales, la Auditoría Superior de la Federación responde que la separación del cargo se debe a un conflicto de interés, no por sus investigaciones.

Mediante un comunicado, la ASF señaló que Buchahin contrató a una empresa que ella encabeza para prestar servicios de capacitación, y otras dos de la que también es socia, y que prestaron servicios a entidades públicas auditadas por la dependencia, aprovechándose de su posición como funcionaria.

Además, señalaron que se inició una investigación por el presunto desvío de recursos humanos de la dependencia a favor de la empresa que preside la funcionaria hoy separada de su cargo.

Captura de pantalla 2018-06-01 a las 4.47.33 p.m.

Gerardo Lozano Dubernard, auditor Especial de Cumplimiento Financiero, quien firma la carta de respuesta, señala que todo el personal que realiza las auditorías es vulnerable pues las investigaciones tienen diversos tramos de actuación en varias áreas.

Y aseguró que las investigaciones en curso continuarán, de la misma forma que las acciones que hayan derivado de las revisiones que realizó Buchahin durante su gestión.

Captura de pantalla 2018-06-01 a las 4.48.27 p.m.

El año pasado, Muna Dora Buchahin fue una de las 41 aspirantes a asumir como titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y uno de los cinco alfiles cercanos al exauditor Juan Manuel Portal.

Desde entonces, ya se había hecho público que ambos son socios en la asociación civil Asociación de Examinadores de Fraudes Certificados (Fraud Prevention & Examination, ACFE por sus siglas en inglés) de la ciudad de México, capítulo México.

Compartir