Compartir

Redacción ejecentral

Luego de recibir el dictamen estructural y de ocupación, se determinó que los edificios 2A, 3A y 3C no representan un grado de peligro para ser habitados, así lo informó José Ramón Amieva, secretario de Desarrollo Social de la Ciudad de México.

Indicó que, de acuerdo con los resultados generales de estos dictámenes, esas viviendas no presentan daño estructural alguno, por lo que “están en condiciones de ser habitados y no se pone en riesgo la estabilidad y la seguridad de los ocupantes de esos edificios, ni de los ocupantes de los inmuebles vecinos”.

Estos tres edificios están catalogados con el color verde en cuanto al grado de habitabilidad, después realizar las cédulas de evaluación postsísmica, precisó en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, y expuso que los informes elaborados por un DRO, corresponsables de seguridad estructural, debidamente firmados fueron entregados edificio por edificio; acción acompañada de los vecinos para que recorrieran todo el interior y los departamentos de cada inmueble.

Dijo que en un periodo de aproximadamente 30 años no se les dio un mantenimiento adecuado a los edificios de esta unidad multifamiliar, y eso ha generado que exista humedad en varias zonas, principalmente por la falta de impermeabilización. Por lo que, estos edificios no tienen evidencia de ningún daño estructural significativo, solamente se detectaron deterioros en algunos elementos, como losas de azotea y muros de escalera a consecuencia de esta falta de mantenimiento.

Se eliminaron muros considerados de carga al interior de los departamentos, que deben de ser repuestos en su totalidad para generar una carga adecuada, e indicó que existen fisuras en diversas áreas del edificio, las cuales tienen que ser tratadas con resinas epóxicas.

Se observó que alguna parte de los castillos de remate de los muros y las escaleras presentan deterioro por esa falta de mantenimiento, y que deben de ser reforzados, reconstruidos parcialmente, a través de elementos de concreto reforzados nuevos.

Amieva dijo que a partir de este martes se empieza con la realización de la impermeabilización, la reparación y adecuación de las zonas de las escaleras y muros dañados. “Esperemos que, en transcurso de esta semana, una vez ya también concluidas las labores de acondicionamiento y que vuelvan a estar funcionando las instalaciones hidrosanitarias, eléctricas y de gas, puedan incorporarse a la brevedad, las personas a estos tres edificios”.

Recordó que se encuentra vecina a esta unidad multifamiliar la escuela primaria Fray Eusebio Francisco Kino, que recibió a personas afectadas por el sismo desde la misma noche y hasta estos días han acogido a diversas personas que han sido afectadas. Las personas que están ahí serán reubicadas en un albergue que se trabajará conjuntamente con la delegación Coyoacán y la Secretaría de Desarrollo Social, y ya se iniciaron las labores de fumigación y limpieza en ese plantel, para que inicien a la brevedad las clases.

También indicó que se continúa atendiendo 20 edificios en la colonia Narvarte, en la delegación Benito Juárez, que están sobre las calles de Morena, Nicolás San Juan, Anaxágoras, Uxmal, Vertiz, Peztalozzi, Sánchez Azcona, Concepción Béistegui, Cuauhtémoc y Rébsamen. Explicó que ya se han realizado en 11 de ellos, los recorridos, los dictámenes, y se están iniciando los trabajos de acercamiento para que los afectados puedan incorporarse a la brevedad a sus edificios.

De los 20 edificios, solamente uno está catalogado con el color rojo, que es el de Rébsamen 249, donde se han realizado labores de apuntalamiento para que las personas puedan ingresar para los efectos más urgentes como recoger documentos y pertenencias más queridas. (FOTO: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro) MAAZ

Compartir