Laura Borbolla

El 29 de junio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Reglamento que da vida a la operación y funcionamiento de la Guardia Nacional (GN), adivinaron; la corporación policial que será el sello de la casa de la 4T (2019-2024).

El festejo del inicio de sus actividades, se enmarcó con el pase de lista de sus elementos en el Campo Marte, lugar emblemático para los actos del ejército, con la presencia de mandos de las tres columnas base de la nueva corporación, SEDENA, SEMAR y SSPC.

Más allá, del discurso es importante destacar, que el inicio de las actividades de la GN, se acompañan de legitimidad en su proceso de creación y con altas expectativas de generar paz, disminución de la violencia e impunidad.

La GN tiene muchas ventas de oportunidad, la primera de ellas es ser un cuerpo confiable para la ciudadanía, con capacidades interdisciplinarias, las cuales deberán de reforzarse de forma permanente; el Gral. Luis Rodríguez Bucio, estableció en su discurso el compromiso en formar más y mejores personas con varias capacidades, como las de investigar delitos, atender funciones policiales con apego y respeto a los Derechos Humanos.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, claramente refirió que esto es el fin de muchos problemas y el inicio paulatino del cambio, si bien, la sociedad reclama soluciones a la violencia e impunidad, como lo refirió sin distingo de competencias entre los delitos de orden local o federal y la situación en la que nos encontramos no se generó de un día para otro, tampoco la solución será de un día para otro.

Con el inicio de la GN, la sociedad también debe de cambiar, el miedo paraliza y nos tiene en el punto de mayor falta de cultura de la legalidad, así que tenemos que tener conciencia que la GN es un esfuerzo del gobierno; pero no será la mejor solución, salvo que la ciudadanía haga lo que le toca hacer, cuando lo debe de hacer.

Hacer ciudadanía, es denunciar lo que pasa y acompañar a las autoridades en el proceso, es cumplir con la ley y exigir que los gobernantes la cumplan. De lo contrario dentro de cinco años que evaluemos los resultados de la GN, también deberemos de hacer examen los ciudadanos de nuestro ejército de fortalecimiento de la cultura de la legalidad. Esas son cosas de forma que hacen fondo.  

Compartir