Compartir

Redacción ejecentral

Manlio Fabio Beltrones, el líder nacional del PRI,  aseguró que la agenda del priismo se encuentra en el 2018 “en donde tenemos que ganar las elecciones para hacer viable esta agenda  del futuro consensada por todos los priistas” , así lo dijo durante la  XXII Asamblea Nacional del PRI.

Ante más de 16 mil priistas que abarrotaron el Palacio de los Deportes, Beltrones Rivera sostuvo que el PRI mira al futuro con la guía de sus valores fundacionales: democracia y justicia social.

El también exgobernador de Sonora, afirmó que estos principios fueron la guía insustituible en la lucha del poder público.

La visión del futuro del PRI es “en un México con gobiernos efectivos, que den certeza de gobernabilidad, legitimados por su integridad y profesionalismo, sustentado en coaliciones formales que representen verdaderamente los intereses y aspiraciones de una mayoría real.

Gobiernos éticos, abiertos, transparentes y capaces de articular los esfuerzos de los mexicanos para enfrentar los retos del presente que son la inseguridad, la impunidad, la corrupción, la desigualdad y la pobreza.

Beltrones sostuvo que de la Mesa de Visión de Futuro “concluye que aspiramos al poder público como medio para construir un México vigoroso, libre, justo, incluyente, próspero y feliz, capaz de ejercer su soberanía y actuar con dignidad y respeto mutuo en el concierto de las naciones”.

“Un México donde se viva en paz, con seguridad en el goce y disfrute de la vida y patrimonio; con comunidades seguras, fuertes, incluyentes, respetuosas de la diversidad y los derechos de las minorías, capaces de contribuir activamente en la solución de sus retos”.

La Mesa de Visión de Futuro siempre estuvo dirigida a pensar en un México con una economía vigorosa, capaz de generar empleos productivos que aseguren la competitividad del país y provean de un ingreso digno a las familias.

Un sistema que brinde igualdad de oportunidades, en el que la única desigualdad aceptable sea la que resulte de la innovación, nunca la que surja de los privilegios de conductas monopólicas de corrupción e impunidad”.

En un México con instituciones públicas fuertes, capaces de regular con eficiencia los mercados, las empresas y al gobierno; de garantizar el Estado de Derecho y el correcto ejercicio del poder público y evitar abuso de los poderes público y privados.

“De hacer efectiva la igualdad de todas y todos ante la Ley y el respeto a los Derechos Humanos y Sociales que la Constitución tutela y protege con organizaciones de la sociedad vigorosamente actuantes, participativas, efectivas para fiscalizar la acción pública y evitar sobre todo el abuso de los gobiernos en el ejercicio del poder. ZD

Compartir

error: Contenido protegido.