Foto Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Universitarios de Chapingo interpelaron al presidente Andrés Manuel López Obrador durante su discurso con motivo de la conmemoración del Centenario Luctuoso de Emiliano Zapata, para exigirle una solución a la huelga de esa institución, que ya lleva casi dos meses.

Minutos después de iniciar su discurso en este acto que se realizó frente al palacio de Gobierno de Morelos, dos mujeres interrumpieron al mandatario para señalar las malas condiciones educativas que aún persisten en algunas instituciones.

Ante esto, el Presidente ofreció a las inconformes reunirse con ellas al término del acto para escuchar sus demandas, no sin antes expresar que se debe privilegiar el diálogo para solucionar la huelga que estalló el 21 de febrero en esa universidad ubicada en el Estado de México.


En ningún momento las inconformes fueron calladas o retiradas del lugar, y después de expresar sus demandas volvieron a ocupar sus asientos, mientras continuó el mensaje del Ejecutivo federal.

Las atendieron, pero no abrieron diálogo con los estudiantes

Al finalizar el evento las dos jóvenes fueron escuchadas y atendidas por el Presidente de México; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y por el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos.

Karla Wolf, del departamento de preparatoria agrícola; y Azucena Ceniceros, estudiante de Ingeniería Mecánica Agrícola, de la misma institución, aseguraron que se les prometió un diálogo, pero sólo con el sindicato.

Informaron que ni los funcionarios ni el mandatario abrieron una puerta para escuchar a los estudiantes, que insistieron, son quienes más exigen solución.

Entrevistadas al finalizar la conmemoración, las estudiantes señalaron que el conflicto de la Universidad de Chapingo ya rebasó los límites de la autonomía, pues se trata de un conflicto de intereses, porque lo que exigieron la intervención del titular del Ejecutivo.

Con información de Marco Antonio Aguilar


Compartir