Compartir

Rogelio Hernández López
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 
 
Javier perdió lo circunspecto por unos minutos. Sus ojos y rostro se iluminaron de cierta complacencia al hablar en uno de los últimos actos públicos al que concurría como representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos humanos.
 
 

El patio de la universidad del Claustro de Sor Juana estaba lleno de activistas, periodistas, estudiantes, académicos atraídos por la presentación de lo que se llamó “Segundo diagnóstico sobre la implementación del Mecanismo de protección para personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas”.

 
 
Pero en la última intervención, Javier Esteban Hernández Valencia optó por hablar más de los organizadores. Y, se emocionó y sonrió y fue el único que arrancó un aplauso.
Javier (como le dicen los activistas de derechos humanos) aprovechó ese acto para exaltar la historia del trabajo común que muchas organizaciones de la sociedad civil han realizado desde 2010 para proteger defensores y periodistas. A esa unidad ellos mismos le pusieron Espacio OSC. Él las ha visto trabajar y les ha acompañado muchas veces durante los cinco años que estuvo en México.

 
 
Nuevo actor civil para la protección

 
 
Javier refirió: hay personas que no acceden al mecanismo de protección por falta de conocimiento de lo qué es y por desconfianza…Ahora ya tienen quien les acompañe. Porque lo que ha cambiado en este tiempo en México es la calidad de las plataformas de las organizaciones sociales, la calidad del acompañamiento. Son organismos que se han especializado en distintos roles que construyen ciudadanía, que construyen institucionalidad para la defensa delos derechos humanos…

 
 
Hace cinco años –contó– traíamos y seguimos trayendo a colegas y expertos de otros países para que nos ayudaran a construir proyectos, políticas, instrumentos de defensa. Pero ahora estos mexicanos –viró la mirada hacia sus interlocutores de la mesa, a los lados del patio y al frente para localizar caras conocidas—ya saben defender, saben proteger, saben diseñar políticas públicas para la protección. Ya pueden ayudar a sus colegas de otros países donde haga falta–Y la sonrisa ufana de Javier ya menos tímida contagió a varias y varios concurrentes.

 
 
Quedaba claro que Javier había resaltado la otra noticia de ese acto. México ya cuenta con otro actor con capacidades civiles, para la protección de los derechos humanos especializado en defensores y periodistas; actor que es colectivo y multidisciplinario: El Espacio OSC.

 
 
¿Qué es el Espacio OSC?

 
 
Entre las 133 páginas del informe impreso y en línea que entregaron sobre el Mecanismo federal de protección, anotan cuáles son “Las organizaciones que integran el Espacio de OSC por orden alfabético:

 
 
“Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos (ACUDDEH), Article 19, Asociación Mundial de Radios Comunitarias, México (AMARC-Mx), Casa de los Derechos de Periodistas, Casa del Migrante Saltillo, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria O.P., Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), Comunicación e Información de la MUJER A.C.(CIMAC), Instituto Mexicano Derechos Humanos y Democracia (IMDHD), Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica (Propuesta Cívica), JASS Asociadas por lo Justo, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (RedTDT con más de 170 organizaciones de los estados ), Reporteros sin Fronteras, SMR Scalabrinianas, Misión para Migrantes y Refugiados Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz).

 
 
Otra fortaleza de esta conjunción de esfuerzos es el acompañamiento permanente de Amnistía Internacional (AI) y Brigadas Internacionales de Paz (PBI) y con frecuencia de esa oficina de la ONU.

 
 
De todos ellos, en la mesa flanqueaban al representante de la ONU, Balbina Flores Martínez que operó por más de cinco años como corresponsal de Reporteros sin Fronteras y ahora es Relatora de Libertad de Expresión de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal; Fernando Ríos Martínez, director ejecutivo de la RedTDT, Alberto Solís de Serapaz, Ivan Baez ejecutivo de la organización internacional Artículo 19. Y en el sillerío consejeros civiles del Mecanismo federal, representantes de otras organizaciones mexicanas, defensores y periodistas, algunos de ellos beneficiarios del mecanismo federal.
El segundo informe sobre el mecanismo que presentaron relata ampliamente sus acciones conjuntas, a las que se refirió Javier Esteban:

 
 
“A partir del 2010 Espacio OSC inició la promoción de una política pública federal de protección.
 
 
“En tal proceso, se celebraron diversas reuniones con la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), mismas que rindieron como fruto en un decreto presidencial que autorizaba a Gobernación para desarrollar e implementar un Mecanismo de Protección (en 2011).
 
 
“Por diversos problemas (del instrumento creado) el Espacio OSC buscó de manera paralela otras vías para la creación del mecanismo bajo la figura de un marco legal, que garantizara su mayor estabilidad y perdurabilidad”.
 
 
Fue así como Espacio OSC se encontró con organizaciones de periodistas que también buscaban un marco legal para la protección y trabajaron colectivamente en una iniciativa de ley con el Senado de la República. “Después de 25 reuniones de trabajo en el Senado se logró el consenso por La ley que creó el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que fue aprobada por el Senado el 24 de abril de 2012 con 94 votos a favor, y en la Cámara de Diputados el 30 de abril con 338 votos”. En ambas Cámaras hubo unanimidad.
 
 
El 25 de junio la ley fue publicada en el Diario Oficial de la Federación y el 12 de noviembre de 2012 se instaló el Mecanismo a través de la celebración de la primera Junta de Gobierno. De los nueve integrantes del consejo consultivo, siete son parte del Espacio OSC.
 
 
Desde entonces el Espacio OSC ha monitoreado su implementación a través de un seguimiento cercano al desempeño del Mecanismo. El Primer Diagnóstico, fue entregado a la Secretaría de Gobernación en julio de 2013. También ha acompañado también a más de 59 casos de personas defensoras de derechos humanos, periodistas y colectivos que han solicitado el ingreso al Mecanismo hasta octubre de 2014.
 
 
El diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos, de la situación de periodistas y defensores, más las críticas y propuestas que el Espacio OSC hace del mecanismo federal en su documento fueron difundidas con cierta amplitud en varios medios de prensa al día siguiente. Y una conclusión clara que todo lo que proponen es para que el mecanismo mejore, no para descalificarlo, como lo resaltó Javier Hernández Valencia en su mensaje de ese martes, 28 de julio.
 
 
Con todo eso se puede derivar que el Espacio OSC es un nuevo actor para la protección. Y las personas defensoras y periodistas que la necesiten y no confíen en las instancias de gobierno se pueden acercar a cualquiera de las organizaciones para ser acompañados.
Todo eso lo sabe bien Javier; por eso lo dijo. Quizá por ello al despedirse se tomó una foto con el enorme letrero “Haz que se vean” y amplió su sonrisa.

 
 

Compartir

error: Contenido protegido.