Compartir

Redacción ejecentral
c

Dan Freed y Anthony Esposito | Reuters

Acapulco. Financieros y políticos mexicanos criticaron el populismo en la 80 convención bancaria que tuvo lugar esta semana, en un ataque apenas velado contra el líder izquierdista que encabeza las encuestas con rumbo a los comicios de 2018, aunque algunos creen que este señalamiento podría jugar a su favor.

Ponentes como el presidente Enrique Peña Nieto, miembros de su gabinete e incluso el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Larry Summers, coincidieron en el discurso durante el encuentro que se realizó en Acapulco, donde el tema fue liberalismo contra populismo.

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, se ha postulado dos veces a la presidencia tras gobernar con gran popularidad la Ciudad de México entre 2000 y 2006, impulsando programas de asistencia a ancianos y ayuda a estudiantes, entre otros.

Su discurso contra la corrupción y la desigualdad, que han afectado seriamente a México, lo mantiene como uno de los aspirantes más fuertes para elecciones presidenciales de julio de 2018, aunque los ataques populistas del presidente estadunidense, Donald Trump, hacia México generaron recientemente que mostrara cierta empatía con Peña Nieto.

Varios banqueros dijeron que les habría gustado escuchar también la visión de los populistas, incluso si no estaban de acuerdo con ellos. «Plantear el populismo frente al liberalismo es algo un tanto riesgoso. No es que uno es bueno y el otro malo», dijo Raúl Martínez-Ostos, jefe de operaciones en México de Barclays.

Pero Luis Robles, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) y del Consejo del grupo financiero BBVA Bancomer, dijo que el objetivo no era mantener un debate sobre el tema sino analizar un fenómeno.

La posibilidad de que López Obrador pudiera ganar la presidencia en julio de 2018 ya está causando preocupaciones entre algunos economistas.

«Los sistemas populistas han probado su ineficiencia y pueden dañar a muchos países, como nosotros», dijo Óscar Domínguez, un ejecutivo de alto rango en México de Volkswagen Financial Services. «Sin embargo es muy válido escucharlos (…) Nos faltó escuchar esa voz», agregó.

El portavoz de López Obrador, César Yáñez, dijo que respeta las decisiones de la ABM. «No estamos peleados con ningún sector económico del país, ni los banqueros, ni los empresarios», afirmó. «Requerimos de todos ellos para poder sacar al país adelante», agregó.

Compartir