Foto: Especial

Compartir

AFP

WASHINGTON, EU.- La ratificación del nuevo tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá T-MEC no podrá destrabarse antes de final de año si los demócratas y republicanos no resuelven sus diferencias esta semana, dijo este lunes el senador republicano Chuck Grassley.

El nuevo pacto que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que regía desde 1994 fue firmado hace más de un año pero su entrada en vigor sigue en suspenso. De los tres países, sólo México lo ratificó el texto, en tanto la anuencia del Congreso de Estados Unidos depende de los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes. 

«Si no se logra un acuerdo para el final de la semana, yo no veo cómo el T-MEC puede ser ratificado este año», dijo Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado. 

El senador urgió a los demócratas a actuar «rápido» y ser «razonables», recordando que los líderes de Canadá, México y Estados Unidos firmaron el acuerdo hace más de un año. 

Grassley indicó además que el acuerdo comercial va a «contribuir a la creación de cientos de miles de nuevos empleos y a un alza de los salarios de los trabajadores estadounidenses».

Por último, recordó que se acerca el fin del calendario legislativo. 

«La ventana de oportunidad es muy estrecha», dijo Grassley. «Es el momento que la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, actúe de formas que podamos pasar a la acción en el Senado», dijo. 

El miércoles pasado, los negociadores de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron en Washington para intentar allanar el camino para que los demócratas ratifiquen el texto. 

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, negocia con el gobierno de Donald Trump las modificaciones al texto en materia de derechos laborales, pero también ha señalado temas medioambientales y los mecanismos para dirimir diferencias. 

Estas demandas apuntan principalmente a México, ya que los sindicatos estadounidenses temen que haya competencia desleal. Por su parte México, trazó sus líneas rojas en los mecanismos para asegurar la aplicación y dijo que no aceptará inspectores en sus fábricas. 

El T-MEC fue negociado a instancias de Trump, que criticó que el TLCAN había producido la deslocalización de muchos empleos estadounidenses hacia México. RB

ES DE INTERÉS

Prevén México y Canadá ratificación del T-MEC este año

AMLO llama a EU a «apresurar el paso» para aprobar T-MEC

Trump prevé que el T-MEC no se apruebe

#Negocios T-MEC, en vilo por conflicto en EU

Pence insiste en aval al T-MEC y minimiza audiencias de ‘impeachment’

Compartir