Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Sobre ese caso hay más, porque detrás de la detención del abogado Juan Collado, por un asunto de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, y que consumó la Fiscalía General de la República el martes pasado con su captura, existe como contexto —o motivación emocional—un viejo pleito que ganó, a la mala, dicen los que saben, frente a otro abogado de apellido Gertz Manero. No, no es el actual fiscal, Alejandro, sino su hermano Federico, y aunque no tiene nada que ver con los asuntos públicos de la actualidad, el titular de la FGR tiene fama de ser rencoroso y de que no se le olvida nada, especialmente si es algo personal o que considera injusto.

Compartir