Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

El presidente municipal de Parácuaro, Michoacán, Uriel Bautista Cabrera, informó que debido al enfrentamiento entre civiles armados, los cuales iniciaron el martes por la noche y se han prologado en madrugada-mañana de este miércoles, pobladores de la comunidad de Antúnez han salido de sus hogares para evitar quedar en el fuego cruzado.

En entrevista telefónica con La Voz de Michoacán, Bautista Cabrera dijo: “Anoche las familias salieron al templo, a las escuelas, al auditorio porque tenían miedo, son gentes muy humildes y acordamos que se fueran a pasar la noche a esos lugares”.

El edil señaló que este miércoles sostendrá una reunión con el gobernador de la entidad, Silvano Aureoles Conejo, donde le pedirá dar soluciones a esta situación, que ha estado latentes desde hace mes.

Las personas salieron de sus casas a consecuencia de la delincuencia, uno no puede controlar todo esto, la gente escuchó detonaciones, dejó sus domicilios y buscó refugio. Voy a reunirme con el gobernador y plantearle el problema”, declaró.

A pesar de que después del enfrentamiento, los pobladores comenzaron a regresar a sus trabajos, Uriel Bautista Cabrera comentó que ésta no es la primera vez que algo de esta magnitud sucede, por lo que los vecinos suelen salir de sus casas y dormir en los albergues y regresar por las mañanas cuando la presencia del crimen disminuye o las condiciones de seguridad se los permiten.

La gente ya salió a trabajar, me dicen que ahora ya todo está calmado, hablé con el jefe de Tenencia y con algunas personas y la gente está trabajando, pero con miedo. Ojalá las condiciones se presten para que la gente haga su vida normal”, comentó.

Actualmente, en Antúnez hay dos grupos delincuenciales en conflicto, Los Viagras, liderado por Nicolás ‘El Gordo’ Sierra Santana, y El Tukan y su gente. Con información de La Voz de Michoacán y Proceso JGH

Compartir